La marca alemana está pasando por su peor momento. Imagen: Marcin Machalski

Volkswagen inicia el abandono del diésel a favor del coche eléctrico

La marca alemana está pasando por su peor momento. Imagen: Marcin Machalski
La marca alemana se reinventa al estar pasando por su peor momento. Imagen: Marcin Machalski
  • Volskwagen se pone las pilas y lanza una nueva estrategia en la que el coche eléctrico es la estrella.
  • De aquí a 2025, reducirá drásticamente la inversión en motores diésel, combustible que contamina más que la gasolina.
  • Con la estrategia busca conseguir un lavado de cara, remontar las ventas, mantener la plantilla y ser más verdes.

La alemana Volkswagen acaba de presentar su nueva estrategia de mercado: Together – Strategy 2025. Un nuevo esquema de negocio en el que se busca reducir la inversión en motores diésel para centrarse en la producción de coches eléctricos.

PUBLICIDAD

Renacer tras el escándalo

El menor consumo y emisiones de los motores diésel había sido hasta ahora su mayor atractivo. Podría decirse que era su imagen de marca. Pero las cosas cambiaron tras el escandalo iniciado el 18 de septiembre del año pasado. Se produjo cuando la Agencia de EEUU para el Medio ambiente (EPA) acusó a Volkswagen de haber equipado a sus coches con un software para manipular las pruebas de emisiones de gases. Tan sólo dos días después la marca reconoció el fraude que ha tenido una gran repercusión.

Tras la confirmación de que sus coches contaminaban más de lo que se decía, Volkswagen ha sufrido grandes daños económicos. Desde la pérdida de capital en bolsa hasta la multa reclamada por EEUU, pasando por las revisiones gratuitas que debe llevar a cabo la marca a los modelos de automóvil con el timo-software. Y eso sin contar con la bajada de sus ventas que, por ejemplo, en Sudamérica se estima que fueron de un 24,4%.

Los consumidores siguen sin acabar de confiar de nuevo en la marca, a pesar del cambio de la cabeza directiva. Es por ello que la nueva estrategia puede significar el renacer de Volkswagen.

Del motor diésel al eléctrico

Con Together – Strategy 2025 la compañía alemana pretende resurgir de sus cenizas aumentando sus ventas entre dos y tres millones de automóviles para 2025. Eso sí, se pretende que estos automóviles sean todos eléctricos. Esto es, casi literalmente, ponerse las pilas.

La fabricación de coches eléctricos sustituirá poco a poco a los diésel. Imagen: Maurizio Pesce
La fabricación de coches eléctricos sustituirán poco a poco a los diésel. Imagen: Maurizio Pesce

Al parecer, Volkswaguen quiere que en unos años el coche eléctrico se convierta en su imagen de marca. Para ello, en los próximos 10 años va a fabricar 30 modelos de este tipo de automóviles y, además, tendrá su propia fabrica de baterías. Esto conllevará una reducción más que considerable en lo que se invertía hasta ahora en los vehículos diésel, los más contaminantes. La nueva estrategia también se orienta a la especialización de sus productos en función de la región en la que se comercialicen. Parte de esta estrategia implica la inclusión de una gama Low cost para el mercado asiático.

Razones para la transformación de Volkswagen

Con esto Matthias Müller, presidente de la compañía desde que estalló el escandalo, demuestra su compromiso con la movilidad y sostenibilidad. ¿Pero el ser más verde es la única razón de este giro de 180º? Por supuesto que no. No es oro todo lo que reluce y la estrategia tiene otros fines.

  • Se pretende aprovechar las subvenciones que Alemania está dando para alcanzar el objetivo de emisiones 0 para los automóviles en 2050.
  • Al llevar a cabo una diversificación, los riesgos económicos son menores y las probabilidades de un aumento de la venta de sus productos a nivel internacional son mayores.
  • Se pretende aprovechar el mercado emergente del coche eléctrico intentando competir con los actuales productores.
  • Es un intento por mantener la plantilla. Tras la caída de ventas parece complicado asegurar la permanencia de todos sus empleados y sus condiciones laborales.
Sorprendentemente Volkswagen no sólo ha pensado en sus beneficios económicos, si no también en su plantilla. Imagen: Roger W
Sorprendentemente, Volkswagen no sólo ha pensado en sus beneficios económicos, sino también en su plantilla. Imagen: Roger W
  • Es un lavado de cara para Volkswagen tras el varapalo de las timo-medidas de emisiones.

Seas cuales sean la razones, lo cierto es que se trata de un gran paso para la industria automovilística europea y para el medio ambiente. Esta es una de las formas reales de luchar contra el cambio climático (suponiendo que Together – Strategy 2025 no se quede en papel mojado) y no la firma de tratados vacíos.

Fuentes: Ecomotor, La Vanguardia, ABC y DiarioMotor.

PUBLICIDAD

Deja un comentario