Solo la materia orgánica se puede compostar, ya que es un proceso natural. Imagen: Ben_Kerckx

El agrocompostaje llega a Madrid

El madrileño mercado de San Fernando fue el lugar elegido para la presentación del proyecto de agrocompostaje Madrid Agrocomposta. Imagen: Zaqarbal
El madrileño mercado de San Fernando fue el lugar elegido para la presentación del proyecto Madrid Agrocomposta. Imagen: Zaqarbal
  • El Consistorio de la capital empieza el proyecto piloto Madrid Agrocomposta que podría cambiar el futuro de la ciudad.
  • Fomenta la economía circular y reduce la carga de trabajo así como la probabilidad de saturación del vertedero de Valdemingómez.
  • Además, el agrocompost permite prescindir de abonos químicos cuya producción y uso genera una gran contaminación.

Con la finalidad de alcanzar el 50% de reciclaje exigido por la Unión Europea para el año 2020, el Ayuntamiento de Madrid presentó ayer, en el mercado de San Fernando, un proyecto para el tratamiento y recuperación de residuos orgánicos para agrocompostaje. Este proyecto piloto durará hasta el mes de julio; pero se espera, si todo sale como lo previsto, extenderlo poco a poco por toda la ciudad.

PUBLICIDAD

Madrid Agrocomposta

Con este proyecto lo que se pretende es la separación de residuos orgánicos para su posterior compostaje sin que estos tengan que llegar al vertedero de Valdemingómez, el cual se encuentra rozando el límite de su capacidad. Para ello, 176 hogares, algunos puestos del propio mercado municipal de San Fernando, comedores escolares y algunos huertos de la red de huertos urbanos separarán sus residuos y los llevarán a los puntos de recogida situados en el mismo mercado, un colegio y los huertos.

Posteriormente, todos los residuos se llevarán para compostar tanto a los huertos urbanos, como en una serie de huertos periurbanos de Paracuellos, Morata de Tajuña, Rivas y San Martín de la Vega donde se utilizará el compost obtenido para fertilizar los propios suelos hortícolas.

Agrocompostaje como medida de ahorro

Una vez transcurrido el tiempo de prueba del proyecto, se espera poder extenderlo poco a poco por todo Madrid, aunque no queda claro si se hará poniendo puntos de recogida específicos para los residuos orgánicos (sería algo así como el punto limpio pero sólo con materia orgánica) o bien añadir el 5º cubo, el marrón, e incluirlo en el plan de recogida de basuras.

El compost se hará en el mismo lugar en el que se utilizará posteriormente. Imagen: normanack
El compost se hará en el mismo lugar en el que se utilizará posteriormente. Imagen: normanack

¿Y qué se consigue aplicando el agrocompostaje y la separación de la materia orgánica del la basura normal?

  • Alcanzar la tasa de reciclaje de residuos urbanos que exige la Unión Europea para 2020.
  • Evitar que Valdemingómez alcance el límite de su capacidad en 2018 como se espera que pase.
  • Ahorrar dinero y tiempo en la separación de residuos en el Parque Tecnológico de Valdemingómez.
  • Ahorro de recursos en transporte y tratamoento ya que los residuos orgánicos se llevarán directamente a los lugares en los que se realizará el agrocompostaje y donde se aplicará posteriormente el compost que se obtenga.
  • Los huertos que utilicen este compost reducirán o eliminarán el uso de fertilizantes artificiales, minimizando así el impacto ambiental que genera su fabricación y aplicación.

¿Qué se tira en el 5º cubo?

Si se optara por crear el 5º cubro de basura, debes saber bien qué residuos irán a él. Es muy sencillo, ya que en él se echan todos aquellos residuos de origen orgánico o natural o que estén fabricados con materiales 100% orgánicos. Como:

Solo la materia orgánica se puede compostar, ya que es un proceso natural. Imagen: Ben_Kerckx
Sólo la materia orgánica se puede compostar, ya que es un proceso natural de descomposición. Imagen: Ben_Kerckx
  • Restos de comida.
  • Peladuras, cascaras, huesos tanto de frutas como de animales.
  • Servilletas, pañuelos de papel y papel de cocina.
  • Papel y cartón manchados con residuos organicos (aceites, ceras, etc.).
  • Corcho.
  • Posos de café e infusiones, si van en bolsita nunca con las grapas.
  • Cenizas naturales, nada de echar las del tabaco.
  • Serrín.
  • Restos de jardinería como hojas secas.
  • Excrementos de animales y pelo (también humano, que aunque algunos lo nieguen también sois animales).

Recuerda que el aceite usado debe ir al punto limpio, nunca al cubo marrón. Y cualquier resto que tengas dudas de dónde va siempre es mejor echarlo al cubo de siempre.

Con esto, si eres madrileño, ya estás listo para la llegada del agrocompostaje. Espero que el proyecto vaya viento en popa y que el ahorro sea real, tanto en medios como en la factura a la hora de cobrar a los ciudadanos (a ser posible que no se quede pasta en los bolsillos ajenos como suele ocurrir).

Fuentes: Madrid Agroecológico, Agencia EFE, Europa Press y El País.

PUBLICIDAD

Un comentario en “El agrocompostaje llega a Madrid

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario