Nunca es agradable ver un cadaver, pero para mó lo hace todavía peor saber que lo que puede llegar ha hacer un ser humano con un animal indefenso. Imagen: Policia Municipal de Madrid vía ABC

El misterio del delfín en la Casa de Campo

Hay misterios algo difíciles de explicar pero, sobre todo, más difíciles de creer. Si bien es normal encontrar cadáveres de animales en entornos naturales y urbanos o intermedios como la madrileña Casa de Campo, éstos no suelen ser de algún cetáceo como un delfín que nadie se explica cómo llegó ahí.

PUBLICIDAD

La historia se remonta al pasado día 29, cuando un perro descubrió al animal mientras paseaba con su humano. El can, siguiendo su olfato, llegó hasta unos matorrales, junto al carril bici que pasa por el espacio verde, en donde encontró algo enterrado.

No me puedo no imaginar la cara de los agentes al encontrarse "eso". Imagen: Policía Municipal de Madrid vía Europa Press
No me puedo ni imaginar la cara de los agentes al encontrarse “eso”.
Imagen: Policía Municipal de Madrid vía Europa Press

El Homo sapiens que lo acompañaba, trató de desenterrarlo pensando que se trataba de un perro, pero se encontró con un animal que no identificaba en avanzado estado de descomposición y envuelto en una maya metálica de gallinero. El hombre llamó al 010 (del Ayuntamiento de Madrid) que pareció no reaccionar por creer que se trataba de un bromista (debe ser que habitualmente la gente se encuentra cadáveres raros en la Casa de Campo…) por lo que tuvo que ponerse en contacto con la Policía Municipal asegurando, lo primero de todo, que se encontraba ante “un hecho muy extraño“.

El cadáver misterioso de la Casa de Campo

Un primer análisis de sus características confirmó que se trata de un delfín, por lo que el cuerpo de seguridad se puso en contacto con el Zoo-Aquarium de Madrid, situado cerca de la casa de campo. Este afirmó que no les faltaba ningún cetáceo de sus instalaciones y que, por sus características, no se trataba de un delfín mular, el más habitual en este tipo de instalaciones.

El resto de los acuarios españoles han confirmado que tampoco les falta un ejemplar, por lo que debe tener su procedencia en una colección privada o, peor aún, del tráfico de especies, ya que, además, carece del chip identificativo que concede CITES.

Identificar al delfín para poder investigar

El delfín sin identificar espera en el Centro de Protección Animal de Madrid a que expertos del Museo Nacional de Ciencias Naturales analicen el cadáver. Isabel Rey, conservadora de la Colección de Tejidos y ADN del museo, asegura que no se va ha hacer una necropsia, pero que se van a tomar medidas, analizar las características físicas y tomar muestras de ADN para la identificación de la especie y su posible procedencia. De esta form,a se tendrá algo con lo que continuar la investigación de este despreciable suceso.

Hasta el momento se sabe que mide en torno a los 1,5 metros, que posiblemente se trata de una cría y que, por la morfología de su morro y mandíbula, sea un delfín de río (y no del Manzanares, precisamente).

Por lo tanto, todo apunta a que las sospechas del SEPRONA y de los especialistas del Ministerio de Economía que se encargan de hacer cumplir en España el CITES, de que se trate de un animal procedente del comercio ilegal, aunque no se descarta ninguna hipótesis.

Fotografía tomada por la Policía Municipal de Madrid del cadáver del delfín de la Casa de Campo.
Nunca es agradable ver un delfín así, pero para mí lo hace todavía peor ver lo que puede llegar ha hacer un ser humano con un animal indefenso. Imagen: Policía Municipal de Madrid vía ABC

Los delfines no son los únicos expuestos al trafico ilegal

Tener delfines como mascota o en colecciones privadas o circos no suele ser muy habitual debido a sus necesidades especiales (obviamente no puedes meter un delfín en la bañera de tu casa). Pero esto no es un freno para traficantes ni humanos idiotas.

Por desgracia, el SEPRONA sigue encontrándose con muchos casos de tráfico ilegal de especies al año. Por regla general, suelen ser animales no excesivamente llamativos como hurones, aves tropicales y tortugas. Pero siempre salen casos excepcionales como el cachorro de león encontrado en 2015 en una tienda de animales o la serpiente pitón que unos años antes un jardinero encontró en las cercanías al Santiago Bernabéu.

Hasta que los humanos dejen de pensar lo cool que es tener una especie protegida la lacra del comercio ilegal continuará. Y, muy a su pesar, el SEPRONA va a tener que seguir investigando casos como el del delfín misterioso de la Casa de Campo.

Fuentes: Europa Press, El País, ABC y El Imparcial

PUBLICIDAD

Un comentario en “El misterio del delfín en la Casa de Campo

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario