El Ártico no es solo hielo; en estas aguas hay ecosistemas en peligro a causa de la actividad humana. Imagen: robynm

Las pesqueras se comprometen con el Ártico

El Ártico no es solo hielo; en estas aguas hay ecosistemas en peligro a causa de la actividad humana. Imagen: robynm
El Ártico no es solo hielo; en estas aguas hay ecosistemas en peligro a causa de la actividad humana. Imagen: robynm
  • Grandes multinacionales se unen para firmar un acuerdo voluntario que limitará la pesca en el Ártico.
  • El compromiso adquirido con Greenpeace pretende compensar la falta de medidas de protección tomadas por los países soberanos.
  • Más allá de consumir más recursos de los que se debe, algunas pesqueras utilizan métodos muy agresivos con el entorno.

El calentamiento global no es el único problema que acecha al Ártico. La sobreexplotación de sus recursos, principalmente pesqueros, petrolíferos y de gas natural así como la eterna lucha entre países por el territorio ponen en grave peligro esta región de la Tierra. Sorprendentemente, tras años de presión social y quejas de grandes ONG ecologistas, la industria alimentaria y pesquera parece haberse puesto de acuerdo para unirse en la lucha para la conservación del Ártico.

PUBLICIDAD

Sobreexplotación y falta de compromiso

El deshielo del Polo Norte ha favorecido que durante los últimos años se extendieran las áreas de pesca. Hecho agravado porque las pesqueras han utilizado la pesca de arrastre, entre otras artes, para la captura de peces en aguas de Atlántico Norte y el Ártico. De esta forma, no sólo se han sobreexplotado especies como el bacalao (una de las más capturadas en este área) sino que además los fondos marinos se han esquilmado a causa de la pesca de arrastre.

Greenpeace ha luchado durante años por la protección del Ártico y para que los países que poseen la mayor parte del territorio se comprometan a protegerlo. Por desgracia, esto último no parece estar ocurriendo. Noruega es un claro ejemplo; la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica obliga al país a proteger al menos un 10% de sus áreas marinas en el Ártico antes de 2020 pero, a fecha de hoy, sólo está bajo régimen de protección la ridícula cantidad del 1%.

Quizás el hecho de que naciones como Noruega, Rusia, Dinamarca, Canadá y Estados Unidos no se estén tomando en serio la protección, hace haya sido la propia industria pesquera la que haya tomado la decisión de conservar estos recursos naturales.

Nada de bacalao del Ártico

Grandes empresas multinacionales como McDonnald’s, Tesco, Iglo, Young’s Seafood, Icelandic Seachill, Karat, Findus & Birds Eye, Espersen y Fiskebåt (Asociación Noruega de Armadores Pesqueros) han firmado un acuerdo voluntario con Greenpeace con el que se establecen límites espaciales para la pesca en este océano. Esto implica que cualquier pescado capturado en aguas vírgenes más allá de los límites establecidos no podrán comercializarse con las principales marcas y algunos minoristas de pescados y mariscos.

Los productos de muchas empresas de alimentación obtienen sus recursos de esta región. Imagen: Superbass
Los productos de muchas empresas de alimentación obtienen sus recursos de esta región. Imagen: Superbass

Con este acuerdo, se espera que puedan conservarse áreas de gran importancia ecológica, principalmente en el Mar de Barents, y que las poblaciones de especies comerciales como el bacalao, el cual el 70% del denominado atlántico procede de estas aguas, no sufran a causa de la captura masiva. Cabe destacar que el archipiélago noruego de Svalbard, considerado como las Galápagos del Ártico por su gran biodiversidad, está dentro de la zona protegida.

Sólo queda esperar que el acuerdo se cumpla y no se quede simplemente en un intento de lavado de cara para las multinacionales. Y que en un futuro próximo los Estados se comprometan firmemente con la protección del Ártico.

Fuentes: Greenpeace, Huffingtonpost y Fis.

PUBLICIDAD

Un comentario en “Las pesqueras se comprometen con el Ártico

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario