Es poco probable que algo que no sea un organismo patógeno pueda sobrevivir en las aguas de la bahía de Guanabara. Imagen: MAHM

Los Juegos Olímpicos de Río se celebrarán en la mierda, literalmente

  • Mañana empiezan los primeros Juegos Olímpicos que se celebran en Sudamérica.
  • La salud de los deportistas de algunos deportes acuáticos está en peligro. Algunos deportes se desarrollarán en aguas fecales plagadas de agentes patógenos.
  • Para la limpieza de las aguas se asignó un elevado presupuesto, que parece haberse diluido en la ponzoña.

En Río de Janeiro, que las aguas de la bahía de Guanabara estén llenas de mierda es ya tradición. Los Juegos Olímpicos no han hecho más que dar a conocer al mundo la incompetencia, a distintos niveles, de las administraciones brasileñas y la situación en la que se encuentran las costas y las aguas de la ciudad. Situación que se da no sólo por culpa de los gobiernos. A la población parece no importarle su propia salud, su seguridad ni la de su entorno.

PUBLICIDAD

Unos Juegos Olímpicos que no empiezan con buen pie

La amenaza del virus del zica trajo (y trae) a la organización de cabeza. Muchos deportistas se plantearon muy seriamente participar ante el riesgo de contraer la enfermedad cuyos efectos pueden repercutir en la descendencia de los contagiados. Por otro lado, la villa olímpica y algunas instalaciones están o sin acabar o en pésimas condiciones.

Además, la deficiencia de la seguridad se hizo patente ante el robo que sufrió la delegación australiana. Algo preocupante teniendo en cuenta que medio planeta se encuentra en alerta a causa del Estado Islámico. De hecho, ya se han detenido a sospechosos. Para más inri, se ha despedido a la empresa de seguridad una semana antes del inicio de los juegos.

El logo de los Juegos Olimpicos más contaminados hasta el momento ¿O fueron los de Pekín? Imagen: National Olympic Committee
El logo de los Juegos Olímpicos más contaminados hasta el momento ¿O fueron los de Pekín? Imagen: National Olympic Committee

Como telón de fondo, además, está la crisis política y económica del país. Y por si fuera poco la población, con razón descontenta. Entre otras cosas protesta a causa de los desahucios llevados a cabo para la construcción de las instalaciones olímpicas y de la sangría contante de dinero para para mejorar una ciudad que no ha visto mejoras reales. El ejemplo está en la porquería que flota en la bahía de Guanabara.

Los deportistas no son los únicos que sufren

La comunidad internacional se ha echado las manos a la cabeza porque algunas competiciones se van a llevar a cabo entre basura. De hecho, los atletas de triatlón van a estar literalmente sumergidos en la mierda dado que las aguas negras de la ciudad se vierten directamente a la bahía.

A los brasileños les vendría bien este artículo, en el que enseño cómo se depuran las aguas

Pero, ¿la Bahía de Guanabara se ha vuelto la más de contaminada de todo Brasil de la noche a la mañana? Por supuesto que no. Cuando los Juegos Olímpicos fueron concedidos a Brasil y se decidió utilizar este lugar para las competiciones esto ya se sabía. Para colmo, desde entonces la contaminación ha aumentado en lugar de disminuir. ¿En serio? ¿inteligencia? ¿DÓNDE?

Las aguas de los ríos que desembocan en la bahía bajan sin descontaminar. La mayor parte de las aguas de la ciudad de Río de Janeiro se vierten directamente al mar, al igual que las procedentes de las industrias situadas en sus inmediaciones. Esto provoca impactos importantes en los ecosistemas acuáticos y terrestres que dependen de estas aguas. Se han encontrado peces y tortugas muertos. Por si fuera poco, el agua a la que tiene acceso los habitantes más desfavorecidos es de pésima calidad.

"<yoastmark

La contaminación del agua se estima que esta 1.7 millones de veces por encima del límite considerado peligroso en California. Pero la alta toxicidad de las aguas no se debe exclusivamente a los plásticos, maderas y resto de basura flotante. Los niveles de virus y bacterias extremadamente perjudiciales tanto para la salud humana como ambiental son muy altos. Especialmente el de los rotavirus que pueden provocar problemas estomacales, respiratorios o diarrea aguda.

¿Y las inversiones?

El gobierno brasileño se comprometió a que antes del inicio de los Juegos Olímpicos la bahía de Guanabara estaría limpia. De hecho prometieron unos índices de contaminación por debajo de los límites.

Este compromiso implicaba depurar hasta el 80% de las aguas que se vierten en ella. Para ello debía llevar a cabo la instalación de plantas de tratamiento en los 5 ríos principales de entre los más de 50 que desembocan en Guanabara, con una inversión de unos 600 millones de euros. También se propusieron varios programas para mejorar la salubridad del agua de la bahía. Ninguna se llevó a cabo por problemas financieros.

Y si nada de lo prometido para sanear el agua se ha llevado a cabo, las infraestructuras de la ciudad siguen cómo estaban. Las instalaciones deportivas dejan mucho que desear y obras como el metro se han terminado por los pelos. ¿Dónde pinzas se ha ido el dinero de las inversiones destinado a los Juegos Olímpicos? Puedo suponer que los bolsillos de muchos se han inflado. Mientras, cómo siempre, el medio ambiente y la población siguen cubiertos por la mierda.

Eso sí, los Juegos Olímpicos acabarán y los que se han echado las manos a la cabeza por la suciedad de la bahía de Guanabara se olvidarán de ello. Y los verdaderamente afectados por esta contaminación, ambiental y política, seguirán sufriéndola.

PUBLICIDAD

Deja un comentario