La biodiversidad que hay en las aguas de este espacio protegido es tan impresionante como la que hay en tierra. Imagen: Markus Bernet

10 Parques Nacionales que visitar en Europa

Ya se que siempre te hablo de los Parques Nacionales españoles y que aún quedan unos cuantos por darte a conocer. Pero siempre es bueno descubrir lugares más allá de nuestras fronteras. Europa entera tiene espacios protegidos muy bellos (aunque no tanto como los nuestros, todo hay que decirlo) y con una biodiversidad que ni te imaginas. Prepara las maletas que te llevo a visitar 10 Parques Nacionales europeos.

PUBLICIDAD

1. Llanura aluvial de Mures

Este Parque Nacional rumano se sitúa a lo largo del río Mures, cerca de la frontera con Hungría. Es un ecosistema típico de humedal, pertenece a Ramsar, en el que están incluidas aguas corrientes, estancadas y llanuras de inundación.

Contiene una gran variedad de vegetación en la que predominan las herbáceas como el ballico (Agropyron repens), la artemisa (Artemisia vulgaris) o el satirión blanco de dos hojas (Platanthera bifolia). También hay que destacar sus bosques de robles (Quercus robur), álamos (Populus nigra y Populus alba), sauces (Salix alba) y fresnos (Fraxinus angustifolia).

El pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) es una de las muchas aves de las que puedes disfrutar en este parque. Imagen: Yathin sk
El pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) es una de las muchas aves de las que puedes disfrutar en este parque. Imagen: Yathin sk

Su fauna se caracteriza por la gran cantidad de aves, más de 200, tanto nidificantes como de paso. Pero no hay que olvidarse de otros animales como el ciervo rojo (Cervus elaphus), el nóctulo común (Nyctalus noctula) o el sapo de vientre de fuego (Bombina bombina) entre otros.

2. Killarney

El primero de los Parques Nacionales de Irlanda. Se caracteriza por sus lagos de origen glaciar y sus impresionantes bosques de tejos (Taxus baccata) y robles, uno de los cuales es el bosque nativo más extenso que se conserva intacto del país.

Irlanda esconde vistas tan bellas como esta del Parque Nacional de Killarney. Imagen: Kglavin
Irlanda esconde vistas tan bellas como esta del Parque Nacional de Killarney. Imagen: Kglavin

Además, es el único lugar de Irlanda que conserva varias manadas nativas de ciervo rojo y en sus aguas habita una especie de pez relicto que normalmente se encuentra en latitudes más altas: el savelino o trucha alpina (Salvelinus alpinus).

3. Parque Amazónico de Guayana, al otro lado del charco

Estás ante uno de los Parques Nacionales Franceses que no se encuentran en el continente Europeo. Con sus 20 300 km2 es el más grande de Francia y uno de los más grandes del mundo. Como curiosidad, te diré que sólo se puede acceder a él por aire o barco.

¿Quién iba a imaginarse que una selva formaba parte de los Parques Nacionales Europeos? Imagen: Joey Allen
¿Quién iba a imaginarse que una selva formaba parte de los Parques Nacionales Europeos? Imagen: Joey Allen

Contiene más de 5.500 especies vegetales con una gran variedad de orquídeas. Y en cuestión de fauna la cosa está por el estilo: unas 80 especies de peces de agua dulce, 186 mamíferos, 261 especies de reptiles y anfibios, 697 especies de aves y cientos de miles de insectos.

4. Los Lagos de Plitvice, Patrimonio de la Humanidad

Este espacio protegido croata es ciertamente una maravilla. ¡Está entre los primeros de mi lista de Parques a visitar! En este espacio se mezcla lo alpino con lo mediterráneo, una mezcla que puede ser extraña pero da un resultado la mar de bueno.

La biodiversidad que hay en las aguas de este espacio protegido es tan impresionante como la que hay en tierra. Imagen: Markus Bernet
La biodiversidad que hay en las aguas de este espacio protegido es tan impresionante como la que hay en tierra. Imagen: Markus Bernet

Puedes encontrar bosques de pinos, abetos y hayas (Fagus sps) alternados con la típica vegetación mediterránea. Posee unas 70 especies de aves nidificantes de entre las más de 120 aves registradas en el Parque. Y de entre los mamíferos destaca el oso pardo europeo (Ursus arctos arctos), que es considerado raro.

5. Tatra, dos parques en lugar de uno

Las fronteras entre Eslovaquia y Polonia dividen en dos este espacio, por lo que son dos Parques diferentes; aunque los seres vivos no llevamos bien eso de las fronteras. La parte eslovaca pertenece, además, a la red de Reservas de la Biosfera de la UNESCO.

Vistas del Parque polaco, ¿no se da un aire a Picos de Europa? Imagen: Ogrodnik
Vistas del Parque polaco, ¿no se da un aire a Picos de Europa? Imagen: Ogrodnik

Ambos parques se encuentran en una zona montañosa con bastante cantidad de lagos. Sus ecosistemas principales son los bosques de picea común (Picea abies), pinos (Pinus cembra) y alerce europeo (Larix decidua). La especie más destacada de ambos Parques Tatra es un endemismo en peligro crítico, la gamuza de Tatra (Rupicapra rupicapra tatrica).

6. Peneda-Gerês, el único de Portugal

Se encuentra en la frontera con Galicia por lo que podrás suponer que sus características son similares a las de cualquier espacio natural de la zona española.

Cada vez tengo más claro que tengo que visitar a mis primos portugueses. Imagen: Alberto Mesquita
Cada vez tengo más claro que tengo que visitar a mis primos portugueses. ¡João lleva años invitándome!  Imagen: Alberto Mesquita

El bosque atlántico de robles, abedules y acebos (Ilex aquifolium) es el paisaje característico. La fauna es muy variada pero pueden destacar la nutria (Lutra lutra), el lobo ibérico (Canis lupus signatus), el águila real (Aquila chrysaetos) y el lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi).

7. Un parque de cine

El Parque Nacional de Matsalu en Estonia es un importante lugar de parada en las migraciones. Pero no sólo eso, además tiene su propio festival de cine que gira en torno a la naturaleza (eso son dos buenas razones para visitarlo 😉 ).

Las Grullas sobrevuelan todos los otoños este Parque. Imagen: Mindaugas Urbonas
Las Grullas sobrevuelan todos los otoños este Parque. Imagen: Mindaugas Urbonas

El Parque incluye la bahía de Matsalu, el delta del río Kasari y más de 40 islas. La flora predominante son las plantas vasculares con casi 800 especies. Y la fauna, como puedes suponer, se caracteriza por las aves; hay datadas más de 270 entre nidificantes y de paso.

8. De morada de los dioses clásicos a Parque Nacional

El ser el pico más alto de Grecia y la belleza del lugar lo convirtió en el hogar de las divinidades griegas, y de ahí a formar parte de los Parques Nacionales Europeos hay un paso. Te lo dice este cangrejo.

Con estas vistas no me extraña que fuese el lugar en el que habitaban los dioses. Imagen: Alina Zienowicz
Con estas vistas del Monte Olimpo, no me extraña que fuese el lugar en el que habitaban los dioses. Imagen: Alina Zienowicz

La flora es la típica del paisaje mediterráneo, pero también se pueden ver bosques de robles y hayas típicos de las montañas europeas. En lo que a fauna respecta los osos han desparecido, pero otros grandes mamíferos como los lobos, los chacales y los corzos pueblan el Parque; también es posible encontrar armiños y mofetas.

9. Jostedalsbreen, el glaciar más grande de Europa

Si te gusta el frío este es tu Parque Nacional. Imagen: Phil Armitage
Si te gusta el frío, este es tu Parque Nacional. Imagen: Phil Armitage

Este Parque Nacional de nombre impronunciable posee el glaciar más grande de Noruega y de Europa. Su clima extremo no permite una gran variedad de especies animales y vegetales, pero eso no quiere decir que esté deshabitado; es una de las mayores reservas de renos y los lemmings (los animalillos, no lo de los videojuegos) son abundantes. Además, tiene mas de 300 especies de plantas, que ya son bastantes para el frío que hace.

10. Vikingos y una dorsal

Islandia, ese extraño país que se sitúa sobre la dorsal atlántica y que fue hogar de los más fieros navegantes y mejores comerciantes del norte de Europa, tiene unos Parques Nacionales maravillosos y Hornstrandir es uno de ellos.

Cangrejilmente parece una rampa al cielo ¿qué opinas? Imagen: Mickaël Delcey
Cangrejilmente parece una rampa al cielo ¿qué opinas? Imagen: Mickaël Delcey

El verde puebla la placa de basalto sobre la que se asienta el Parque; musgos, helechos y otras múltiples plantas (unas 200 especies) se asientan allí. La fauna predominante son las aves como gaviotas tridáctilas (Rissa tridactyla) y araos de Brünnich (Uria lomvia) entre otros, y el mamífero más destacado y protegido de este parque es el zorro polar (Alopex lagopus).

Obviamente no podía ponerte todos los Parques Nacionales de Europa, esta es sólo una pequeña selección ¿Te animas a conocer alguno de ellos?

PUBLICIDAD

Un comentario en “10 Parques Nacionales que visitar en Europa

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario