Cabañeros representa el paisaje mediterráneo por excelencia. Imagen: turismocastillalamancha

Parque Nacional de Cabañeros, campo de tiro nonato

Lo prometido es deuda. Tras haberos hablado ya hace algún tiempo de Ordesa y Monte Perdido, es hora de una nueva entrega en el repaso de Parques Nacionales. Hoy te hablo del manchego Parque Nacional de Cabañeros, de su historia y de lo que te podrás encontrar cuando lo visites (cosa que recomiendo que hagas).

PUBLICIDAD

El camino hasta ser Parque Nacional

Cabañeros es uno de los 15 espacios españoles incluidos en la figura de protección de Parque Nacional. Pero fue sólo gracias a la población y a su lucha por lo que se le incluyó en la Red de Parques Nacionales (cosas como esta, hacen que aún tenga un poco de fe en el Homo sapiens). En la actualidad este lugar es, además, una ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) y un LIC (Lugar de Interés Comunitario). Su camino hasta su protección ha sido un tanto peculiar, eso sí, siempre manteniendo su esencia como bosque mediterráneo.

Cabañeros representa el paisaje mediterráneo por excelencia. Imagen: turismocastillalamancha
Cabañeros representa el paisaje mediterráneo por excelencia. Imagen: turismocastillalamancha

La finca que dio origen a Cabañeros fue una propiedad de la ciudad de Toledo entre los siglos XIII y XIX dedicada principalmente al carboneo, la ganadería y a la agricultura. Como curiosidad, te diré que su nombre proviene de las cabañas circulares que carboneros y pastores construían con vegetación de la zona como refugio.

En 1835 pasó a manos privadas a causa de la desamortización de Madoz y hasta el año 1987 fue pasando de unas manos a otras. Con tal mareo de dueños, cabría pensar que la tierras fueron sobreexplotadas y esquilmadas, ya que se le dio uso agrícola y de coto de caza. Sin embargo, debido al poco rendimiento agrícola y a su relativo aislamiento se conservaron bastante bien.

Fue en el 87, al adquirir la finca el Ministerio de Defensa, cuando se teme que este paraje natural se destruya ya que se le quiere dar uso como campo de tiro. Por suerte, la presión y quejas de la población así como de diversas ONG frenó este proyecto favoreciendo que en 1988 Castilla-La Mancha lo declarase Parque Natural.

A pesar de las amenazas que se ciernen sobre las abejas, la apicultura trata de sobrevivir en este Parque Nacional. Imagen: V. García Canseco-MAGRAMA
A pesar de las amenazas que se ciernen sobre las abejas, la apicultura trata de sobrevivir en este Parque Nacional. Imagen: V. García Canseco-MAGRAMA

En 1995 fue declarado Parque Nacional y en 2005 su extensión se amplía hasta alcanzar las 40.865 Ha. ¡Nada menos que 408,65 km2! Actualmente, son diversas las actividades que se llevan a cabo dentro del Parque Nacional de Cabañeros pero quizá las más destacables, tanto por ser tanto tradicionales cómo sostenibles, son la apicultura y la extracción de corcho.

Cabañeros es bosque mediterráneo

¿Por que este espacio natural, situado en las provincias de Ciudad Real y Toledo, merecía estar en la lista de Parques Nacionales? Aquí van algunas de las razones:

  • Es la mejor representación del bosque mediterráneo a nivel mundial. Por lo tanto, es necesario proteger, conservar y recuperar, si es necesario, sus ecosistemas y especies.
  • Aportar patrimonio natural a programas internacionales de conservación de la biodiversidad.
  • Buscar el desarrollo económico, social e incluso cultural de la zona.
  • Dar a conocer los valores naturales y culturales de Cabañeros de manera que sea compatible con su conservación.

¿Qué hay que conservar?

La riqueza de Cabañeros es enorme y, a pesar de ser el bosque mediterráneo el paisaje predominante, la variedad de microclimas presentes hace que es este Parque Nacional encontremos ejemplos de bosque atlántico, bosque de rivera y turberas.

Cabañeros es el segundo lugar de cría de buitre negro más grande de Europa. Imagen: V. García Canseco-MAGRAMA
Cabañeros es el segundo lugar de cría de buitre negro más grande de Europa. Imagen: V. García Canseco-MAGRAMA

Cabe destacar, junto con los bosques de encinas y alcornoques, la variedad de plantas aromáticas como brezos, tomillos, romeros, etc. tan representativos del sotobosque mediterráneo. Además, se pueden encontrar los siguientes endemismos exclusivos de los Montes de Toledo: Digitalis mariana, Sideritis paulli, Coincya longirostra y Betula pendula parvibracteata.

La fauna también es muy diversa, destacando las aproximadamente 200 especies de aves como la avutarda, el buitre negro o el águila ibérica. Otro animal destacado de Cabañeros es el ciervo; son muchos los humanos que se acercan al Parque durante la berrea para ver el cortejo de este animal (no entiendo que tiene de especial ver cómo ligan los demás, la verdad).

También debo recordar que desde las sueltas en 2014, el lince ibérico vuelve a rondar los Montes de Toledo, favoreciendo el equilibrio natural.

¿Qué me dices? ¿en tus próximas vacaciones le harás una visita a este Parque Nacional que a punto estuvo de ser un campo de tiro del ejercito? Este cangrejo te aconseja que lo hagas sin miedo alguno a que un misil teledirigido te aceche 😉

Para animarte aún más, te dejo un vídeo la mar de interesante.

PUBLICIDAD

Deja un comentario