Esa costumbre de tiraros horas al sol en la playa, no es tan sana como piensas. Imagen: PublicDomainPictures

¿Cuáles son y cómo evitar los daños que provoca sol?

Con la llegada del buen tiempo, a los humanos os encanta poneros al sol como si fuerais lagartos, en especial a los que quieren lucir un buen moreno. De tanto pensar en la nueva piel, muchas veces os olvidáis de los daños que provoca el sol. No me refiero sólo a las molestas quemaduras; ¡hay mucho más!

PUBLICIDAD

Las sobredosis nunca son buenas

Esa costumbre de tiraros horas al sol en la playa, no es tan sana como piensas. Imagen: PublicDomainPictures
Esa costumbre de tiraros horas al sol en la playa, no es tan sana como piensas. Imagen: PublicDomainPictures

Supongo que ya sabrás que el sol es necesario para la vida. En los humanos, la radiación solar favorece la síntesis de vitaminas A y D, esenciales para la absorción de calcio para los huesos. También mejora el estado anímico (es un antidepresivo natural), ayuda al sistema inmunitario y mejora algunas enfermedades de la piel. Como todo, es sano en su justa medida. Y es que el exceso de radiación (UV principalmente) es muy perjudicial para cualquier organismo. En los humanos, los daños que provoca el sol van desde leves quemaduras solares hasta cáncer.

Quemaduras solares

Me he encontrado con más de un humano tan rojo como Charlie the Mudbug. Este tipo de quemaduras son iguales que las que produce tocar una plancha ardiendo, pero por zonas más extensas. Las quemaduras más leves producen rojez, escozor y ligera fiebre, pero pueden llegar a producir ampollas, inflamación y edemas.

¿No sabes quién es Charlie the Mudbug? Te presento a ese maldito…
Después de quemaros los humanos parecéis culebras, dejando trozos de piel por todas partes. Imagen: Rjelves
Después de quemaros, los humanos parecéis culebras, dejando trozos de piel por todas partes. Imagen: Rjelves

Insolación

Las insolaciones o golpes de calor se dan cuando se está expuesto al sol y a temperaturas extremas. Se produce una especie de cortocircuito en tu cabeza por la falta de agua, sales minerales, exceso de calor y actividad física. Suele provocar mareos, nauseas, desmayos y, si no se pone remedio a tiempo, puede causar la muerte.

Envejecimiento prematuro de piel

El exceso de radiación provoca pérdida de elasticidad en la piel, aparición de manchas de envejecimiento prematuras y áreas despigmentadas, además de variaciones en el grosor de la piel. Vamos, que te conviertes en una pasa a los 40 o menos…

Cataratas y otras afecciones de los ojos

Los ojos son órganos muy sensibles y tan expuestos a la radiación solar como la piel. Las cataratas son una degeneración del cristalino que puede acelerar su aparición con la sobreexposición solar.

Los ojos sufren tanto cómo la piel a causa de los daños que provoca el sol. Imagen: Che
Los ojos sufren tanto como la piel a causa de los daños que provoca el sol. Imagen: Che

También se pueden producir conjuntivitis y queratitis, ambos reversibles, y afecciones crónicas como el cáncer de células escamosas de la conjuntiva o el pterigyum, que es la aparición de tejido blanquecino y opaco en la córnea.

Inhibición del sistema inmunitario

Tomar el sol favorece el sistema inmunitario hasta cierto punto. La sobreexposición disminuye capacidad de respuesta del sistema inmunitario, aumenta la sensibilidad a la luz solar y puede provocar diversos problemas con determinados medicamentos.

Cáncer de piel

Entre los años 2008 y 2012 se observó un incremento de un 38% de los melanomas, la mayor parte debidos a la falta de prevención a la hora de tomar el sol. Estos datos son muy preocupantes, ya que demuestran la falta de cuidado del ser humano con su cuerpo. Si no os cuidáis vosotros, ¿cómo vais a cuidar del medio ambiente?

Existen dos tipos de cáncer de piel: el melanoma y el carcinoma; siendo el primero el más grave y letal. En los últimos 20 años se ha demostrado una conexión bastante clara entre las quemaduras solares durante los primeros años de vida, principalmente la niñez, y la aparición de cáncer de piel.

¡Protégete de los daños que provoca el sol!

Este es una parte del equipo para protegerte del sol. Imagen: Kaboompics
Este es una parte del equipo para protegerte del sol. Imagen: Kaboompics

Después de todo lo que te he contado, seguramente te entren ganas de meterte en una cueva y no dejar que te toque un solo rayo de sol. Pero como dije al principio, la radiación solar en su justa medida es más que beneficiosa. Por eso, y para evitar complicaciones, te doy 8 sencillos consejos para cuidar de ti:

  1. Si tienes la piel clara no te expongas a lo loco. No brillarás como los vampiros de Crepúsculo, más bien te achicharraras como los vampiros clásicos. Tampoco debe darte el sol en cicatrices recientes o piel dañada. Evítalo también si eres propenso a los herpes labiales.
  2. Evita ponerte al sol en las horas centrales del día y los días que más calor haga.
  3. Usa cremas protectoras, siempre de factores superiores a 15 y que correspondan con tu tipo de piel. Debes aplicarlas siempre un rato antes de la exposición, aunque esté nublado, y también cuando te hayas puesto moreno, porque también te puedes quemar.

  1. ¡Cúbrete! Gorras, camisetas, gafas de sol… Cuanto menos estés expuesto mejor (tampoco es necesario que te pongas un burka, no te pases). ¡Ojo! EL AGUA NO PROTEGE DEL SOL, por muy fría que esté.
  2. Hidrátate. No sólo con agua. Los zumos naturales, bebidas isotónicas y fruta natural, entre otros tienen sales minerales, que son muy necesarias para evitar golpes de calor y mantener una piel en buen estado.
  3. No expongas a los niños durante periodos prolongados y, sobre todo, terminantemente prohibido que los bebés reciban radiación solar directa.
  4. Usa cremas para mantener la piel hidratada después de tomar el sol. Hay remedios naturales como el aloe, que ayuda a la cicatrización y nutre la piel.
  5. Asegúrate de no llevar maquillaje, perfume o colonia, ni otros cosméticos que no sean específicos para tomar el sol.

Si sigues estos consejos evitarás todos los daños que provoca el sol como las molestas quemaduras solares y otras afecciones mucho menos deseadas. Y es que sólo un humano sano puede mantener un planeta sano.

¿Por qué el cambio climático afecta tanto a los seres vivos?
PUBLICIDAD

Un comentario en “¿Cuáles son y cómo evitar los daños que provoca sol?

Deja un comentario