El compost se hará en el mismo lugar en el que se utilizará posteriormente. Imagen: normanack

Cómo hacer compost para tus plantas

¿Las plantas de tu balcón han perdido la alegría? ¿Tu huerto urbano está mustio y no produce tan bien como antes? Pues es hora de devolverles un poco de vida con compost casero. Hoy en Te lo dice Manu te enseño cómo se hace este abono natural.

PUBLICIDAD

El compostaje y la reducción de basura

El compost es un sustrato o abono que se forma por la descomposición natural de la materia orgánica gracias a la actividad de bacterias y hongos aunque en algunas ocasiones también intervienen otros organismos como lombrices (mmm, qué ricas las lombrices).

Las lombrices ayudan en el proceso de compostaje aireando y descomponiendo el sustrato. Imagen: crabchick
Las lombrices ayudan en el proceso de compostaje aireando y descomponiendo el sustrato.
Imagen: crabchick

El uso de compost mejora la propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo favoreciendo la aireación, la absorción de agua, la aparición de la población microbiana del suelo y aportando nutrientes, ya que es similar a humus natural. Pero no sólo eso; hacer compost en casa, además de mejorar la salud de tus macetas y huerto, te ayudará a reducir la basura, ya que la mayor parte de los residuos orgánicos podrán ser utilizados para hacer compost.

Pasos para hacer tu propio compost

Tradicionalmente existen tres formas de hacer compost:

  • Compostaje en superficie. Se extiende una fina capa de materia orgánica sobre el terreno y se deja que la naturaleza siga su curso.
  • Compostaje en montón. Se amontona sobre una superficie la materia orgánica en grandes cantidades y se deja que se descomponga de manera natural, manteniendo un manejo y control adecuado (aireación, humedad, etc.).
  • Compostaje en silos o compostadores. Es similar al compostaje de montón, con la diferencia que el proceso se lleva a cabo en un recipiente.

A continuación, este cangrejo te da los pasos a seguir para hacer tu propio compost:

1. Elegir el método más adecuado

Mi recomendación es que si vas a hacer compost para tu pequeño huerto o jardín es que lo hagas con compostadores o silos; será mucho más cómodo.

En lugar de un cubo para la basura orgánica puedes usar un cubo de compostaje. Imagen: Doro002
En lugar de un cubo para la basura orgánica puedes usar un cubo de compostaje.
Imagen: Doro002

Actualmente puedes encontrar compostadores en muchas tiendas de jardinería. Pero si eres un poco manitas puedes hacer uno tú mismo con cajas viejas de fruta o palés. Recuerda siempre dejar rendijas o agujeros para que entre el oxigeno y ponerle una tapa. Es recomendable además que le pongas una puerta o cajón en la parte de abajo, para poder ir sacando el compost que se va creando.

2 ¿Dónde lo pongo?

Si vas a utilizar un compostador lo ideal sería que lo pongas a mitad de camino entre la cocina y el jardín o huerto. Si vas a hacer compost en tu piso para tus macetas obviamente tendrá que ser donde tengas hueco.

Debe estar en contacto con el suelo y en caso de no ser posible en el fondo deberás añadir una capa de tierra fértil.

3. Herramientas que necesitarás

Seguro que muchas de ellas ya las tienes, porque son muy utilizadas en jardinería:

  • Una trituradora, o en su defecto unas buenas tijeras de podar,  que te servirá para picar bien el material orgánico.
  • Un rastrillo o algo que puedas utilizar para remover la materia que está compostando.
  • Una pala para extraer el compost una vez esté hecho.

4. ¿Con qué se hace el compost?

Muy bien, ¿estás preparado? Pues es hora de rellenar tu compostera.

Rellena tu compostera, ¿pero de qué? Imagen: Sevela.p
Rellena tu compostera, ¿pero de qué?
Imagen: Sevela.p

Debo advertirte de que, para facilitar el proceso, todo lo que vayas a introducir debería estar picado lo más pequeño posible. Obviamente si metes un trozo de tronco tardará infinitamente más que si está troceado más pequeño.

Los materiales deben ser orgánicos y biodegradables. Nada de plásticos ni materiales tratados con compuestos químicos como pisturas, pegamentos o barnices. Además tienes que mezclar los de descomposición rápida con los de descomposición más lenta.

Si no sabes qué puedes usar para hacer compost, aquí te dejo una lista con algunas cosas:

  • Hojas secas.
  • Restos de podas y siegas.
  • Malas hierbas. Con éstas debes tener cuidado de picar bien sus bulbos o rizomas si los tienen, ya que podrían reproducirse en tu compostera o bien cuando echases el compost en tu huerta o jardín.
  • Posos de café y té.
  • Peladuras y restos de frutas, verduras y hortalizas.
  • Cáscaras de huevo.
  • Papel (sin demasiadas tintas en él), cartón, pañuelos y servilletas de papel y papel de cocina.
  • Ceniza o serrín de madera natural y sin tratar.
  • Cáscaras de frutos secos.
  • Estiércol y excrementos de animales. Con la excepción de perros gatos y humanos, tienden a llevar más patógenos (no quieres hacer de tu huerto un sembrado de E. coli u otros).
  • Puedes utilizar restos de pescado y carne en su justa medida, ya que puede iniciar un proceso de putrefacción produciendo malos olores y parando el proceso de compostaje (los procesos son diferentes y en ellos intervienen distintos organismos)
  • Pelos y plumas.

5. A la espera…

Con paciencia y si todo sale bien, así será tu compost. Imagen: normanack
Con paciencia y si todo sale bien, así será tu compost.
Imagen: normanack

Como es obvio, no tendrás tu compost listo nada más echar todo en el recipiente. Debes esperar un tiempo y llevar un mantenimiento para que tengas un buen resultado y de calidad.

Recuerda siempre que la primera capa que va al fondo de la compostera, de unos 20 o 30 cm, debe contener las ramas, piñas y pajas, ya que todo ello favorecerá la aireación natural. El resto de los materiales irán encima de esta capa entremezclados.

Remueve y voltea cada cierto tiempo (una o dos veces al mes) el material que está compostando para que se airee. Así podrás comprobar si la mezcla está bien de agua:

  • Si está muy húmeda acabará pudriéndose y los vecinos pensarán que tienes un cadáver en el jardín, por lo que tendrás que añadir materia seca, como hojas o papel.
  • Si está muy seca el proceso de descomposición parará. Para evitarlo tendrás que humedecer la mezcla sin pasarte.

La temperatura debe mantenerse entre los 40 y 60 ºC, el pH debe ser entre neutro y ligeramente ácido (entre 8 y 6, aproximadamente) para que tanto hongos como bacterias sobrevivan y hagan su trabajo; y debe haber una proporción adecuada entre nitrógeno y carbono.

Siguiendo estos consejos tardarás entre 3 y 6 meses en tener tu compost listo para darle alegría a tus plantas.

¿Te animas?

PUBLICIDAD

Un comentario en “Cómo hacer compost para tus plantas

Deja un comentario