La cesta,a modo Caperucita, es un imprescindible para ir a por setas. Imagen: George Chernilevsky

5 consejos prácticos para ir a coger setas

Ya es otoño, estación de las setas, y sé que a algunos humanos os encanta ir a recogerlas. Es una práctica maravillosa si se realiza adecuadamente, ya que siempre hay que tener cuidado tanto con lo que se recoge como el modo en que se hace. Por eso hoy en Te lo dice Manu te doy los mejores consejos para ir a coger setas.

PUBLICIDAD

1. Experiencia en setas

Es necesario que conozcas bien lo que vas a recoger. Si eres un experto no hay problema, pero si eres un novato te recomiendo que te hagas con una buena guía de campo (las aplicaciones para el móvil también son bastante eficaces), que acudas a alguna charla o taller de asociaciones micológicas o bien vayas con alguien que sepa y pueda enseñarte.

Los rebozuelos (Cantharellus cibarius) son setas otoñales deliciosas según decís los humanos. Imagen: Strobilomyces
Los rebozuelos (Cantharellus cibarius) son unas de las muchas setas que a los humanos os gusta coger.
Imagen: Strobilomyces

Nunca cojas nada que no conozcas y no hagas caso de los mitos para reconocer setas venenosa, ya que no todos son ciertos. Si eres de los que vas a por las alucinógenas, mucho cuidado con lo que haces, que puedes pasar de alucinar a criar malvas.

2. Tener claro dónde vas

No todas las setas se dan en todas partes, así que una vez hayas investigado y decidido a qué lugar vas a ir, debes tener presente varias cosas:

  • Hay administraciones que exigen un carné o un permiso previo para recoger setas en su zona. Debes tenerlos si no quieres enfrentarte a sanciones.
  • En los espacios protegidos (parques y reservas) no suele estar permitida la recolecta de hongos; asegúrate de ello para evitar pagar una multa o acabar en el calabozo.
  • Cuidado con los cotos de caza, puedes correr peligro de llevarte una perdigonada. Y si vas a entrar en una finca privada, pide permiso y respeta la propiedad.

3. Equipación adecuada

Básicamente necesitas una navaja o cuchillo y una cesta (preferiblemente de mimbre), pero también puedes incluir una brocha o pincel para limpiar las setas. Todo lo demás es accesorio.

La cesta,a modo Caperucita, es un imprescindible para ir a por setas. Imagen: George Chernilevsky
La cesta, a modo Caperucita, es un imprescindible para ir a por setas.
Imagen: George Chernilevsky

Mi recomendación es que lleves lo que llevarías para pasar un día en el bosque: calzado cómodo (llámame loco, pero los tacones no parecen muy adecuados para pasear por el campo), ropa adecuada, un mapa y una brújula, algo de comida y un teléfono móvil con la batería cargada (te recomiendo que en la agenda incluyas el número del Instituto Nacional de Toxicología por si acaso).

4. Respeto por el entorno

Estas en la casa de otros seres vivos, así que cuidadito con lo que haces. Nada de tirar basura, ni ir destrozando lo que pilles. Esto incluye las setas no comestibles: los hongos tienen una labor muy importante en los ecosistemas, así que déjalos en paz.

5. El método adecuado para coger setas

Si has identificado un grupo de setas comestibles (a riesgo de parecer un cangrejo pesado, repito: no cojas nada que no conozcas), lo primero de todo es asegurarte de que no hay una carretera, industria o un vertedero cerca. ¿Por qué? pues porque las setas son un bioacumulador, lo que quiere decir que son capaces de ‘chupar’ y almacenar contaminantes como metales pesados. Así que una seta comestible puede transformarse en venenosa.

No recojas setas ni muy jóvenes ni muy maduras o estropeadas. Tampoco lo hagas de forma masiva (deja siempre alguna), y no las arranques. Usa la navaja para cortar el pie, asegurándote de dejar el micelio (digamos que es algo así como la raíz del hongo) y de no remover la tierra a su alrededor.

Diagrama de las partes de una seta, para que te vayas a dormir sabiendo más ;) Imagen: Zoram.hakaan
Diagrama de las partes de una seta, para que te vayas a dormir sabiendo más 😉
Imagen: Zoram.hakaan

Una vez hayas cogido tu seta limpia la tierra con un pincel o brocha y a la cesta. ¿Y por qué a la cesta? Pues porque así podrán seguir esparciendo esporas reproducirse, mientras que si las metes en una bolsa de plástico sería imposible.

Con esto ya estás listo para ir en busca de setas. Suerte con la recogida y disfruta del día en el campo.

PUBLICIDAD

Un comentario en “5 consejos prácticos para ir a coger setas

Deja un comentario