Con los juguetes ecológicos caseros que te voy a enseñar a hacer, ¡los más pequeños y los más grandes os lo pasaréis bomba!

¡Haz tú mismo los mejores juguetes ecológicos!

Como os dije en su momento, en una de las primeras MANUalidades, las ideas para hacer juguetes para los niños son infinitas. Por eso, esta semana te traigo algunas nuevas para que los más pequeños de la casa tengan juguetes ecológicos, reutilizando objetos cotidianos que todos los humanos tenéis en el hogar.

PUBLICIDAD
Con los juguetes ecológicos caseros que te voy a enseñar a hacer, ¡los más pequeños y los más grandes os lo pasaréis bomba!
Con los juguetes caseros que te voy a enseñar a hacer, ¡los más pequeños y los más grandes os lo pasaréis bomba!

En concreto, en este artículo de manualidades aprenderás a hacer:

  1. Atrapa el pez.
  2. Salto en paracaídas.
  3. ¡Propulsores para viajar al espacio!

Atrapa al pez en versión de juguetes ecológicos

Existen diversas versiones para hacer este juguete. Este cangrejo te va a enseñar dos, ¡ambas muy fáciles de hacer! El juego también es muy sencillo, pero mantendrá a los niños entretenidos durante un buen rato tratando de pescar más peces que los demás.

Quien pesque más peces gana, eso sí: nada de especies protegidas ;) Imagen: UNICEF
Quien pesque más peces gana, eso sí: nada de especies protegidas 😉
Imagen: UNICEF

Con cartón

Para la primera forma de hacer este entretenido juguete ecológico necesitas:

  • Una caja de cartón.
  • Unos palos de cualquier material (rectos a ser posible).
  • Hilo.
  • Alambre (también valen clips).
  • Cartulina, cartón o un plástico (tiene que ser liso, fácil de cortar y que no se doble fácilmente).

Los pasos para fabricar tu atrapa el pez de cartón son:

  1. Unos palos de cualquier material (rectos a ser posible).
  2. Dibuja y recorta unos peces en el cartón (¡cuanto más pequeños los hagas, más complicado será el juego!).
  3. A continuación, hazles unos orificios para que los anzuelos puedan engancharse (no deben ser ni muy pequeños ni muy grandes).
  4. Después, haz unas ranuras en la caja del tamaño de los peces para que estos se sujeten en ellas.
  5. Por último ata el hilo a los palos y en la punta de este el alambre doblado en forma de anzuelo como se ve en la imagen anterior.

¡Con imanes!

Este es uno de esos juguetes sencillos que crean adicción. Imagen: uncomo.com
Este es uno de esos juguetes sencillos que crean adicción. Pulsa para hacer más grande.
Imagen: uncomo.com

Esta versión es ligeramente más sofisticada y en ella se prescinde de la caja de cartón. Los materiales a utilizar son:

  • Hilo.
  • Alambre (también valen clips).
  • Cartulina, cartón o un plástico (tiene que ser liso, fácil de cortar y que no se doble fácilmente).
  • Imanes que puedes comprar en una ferretería o sacarlos de unos auriculares viejos.

La diferencia con el procedimiento anterior, es que el alambre o clip se instala en el pez y en la punta del hilo se colocan los imanes para así poder pescarlos.

Salto en paracaídas

Los niños estarán la tira de entretenidos tanto haciendo este juguete como jugando con él. Imagen: UNICEF
Los niños estarán la tira de entretenidos tanto haciendo este juguete como jugando con él.
Imagen: UNICEF

Se trata de otro de los juguetes ecológicos más sencillos que hasta yo con mis pinzas podría hacer. Sólo necesitas:

  • Hilo.
  • Cartón.
  • Pegamento de contacto o cinta adhesiva.
  • Una piedra (no muy grande, sólo es para que haga de peso y el paracaidista no salga volando).
  • Un trozo de bolsa o tela.

El procedimiento, en tan sólo 6 pasos:

  1. Dibuja un monigote en el cartón o la figura que quieras. ¡Cualquier cosa vale para tirarse por paracaídas! (Incluso, si me imprimes en una cartulina, me harás volar).
  2. Recorta la figura.
  3. En el centro de gravedad (lo que a ojímetro consideres el lugar central de la figura) debes pegar los hilos (unos 5 o 6 como mínimo) usando el pegamento o la cinta.
  4. En el lugar en donde hayas pegado los hilos debes pegar también piedra.
  5. Corta el trozo de bolsa o tela en forma de círculo, con el suficiente tamaño para la figura que has creado.
  6. Une los hilos a los bordes del paracaídas, procurando repartirlos de manera uniforme para estabilizar el vuelo.

Después, tan sólo tienes tirarlo desde un lugar lo suficientemente algo para verlo caer. Si lo haces en la calle, ¡cuidado con el agua y las corrientes de aire!

Propulsores para un futuro astronauta

Los propulsores mas chulos que pueda tener un astronauta. Imagen: lavidalucida
Los propulsores más chulos que pueda tener un astronauta.
Imagen: lavidalucida

Algo que me encanta de los niños es su poder de imaginación. ¿Quién no sueña con ser un astronauta en sus años mozos? ¡Incluso yo soñé con ser el primer cangrejo ibérico que volaba al espacio! Para ayudar a los más pequeños a hacer realidad tu sueño, puedes hacer el más universal de los juguetes ecológicos. Tan sólo necesitas:

  • Cartón.
  • Pegamento de contacto.
  • Cinta de tela.
  • Dos botellas de refresco de 2 litros.
  • Spray gris metalizado.
  • Tela de fieltro de color naranja y rojo (vale, esto no se suele tener…).

Y, ¿cómo se hace? ¡Es muy fácil! Y para hacértelo más fácil, voy a dividirlo en tres partes:

Propulsores

  1. Quítales la pegatina y lávalas bien por dentro y por fuera.
  2. Prepara un lugar para pintarlas con spray. Debes tener en cuenta que la pintura salpica y que el lugar debe estar bien protegido. Te puedes ayudar del papel de periódico para proteger el entorno.
  3. Una vez que las botellas se hayan secado, píntalas de gris. Es probable que necesites esperar a que se sequen y darle una segunda mano.

Fuego

  1. De manera similar a como ves en la imagen, puedes recortar ambos fieltros.
  2. Si el fuego naranja es de menor tamaño que el rojo, ¡le darás más realismo!
  3. Grapa bien las dos llamas e insértalas por la boca de la botella. Las puedes fijar con grapas o con el pegamento de contacto.

Cartón

  1. Recorta el cartón para que tenga el ancho de la espalda del futuro astronauta y el alto del cuerpo de las botellas.
  2. Haz dos ranuras en cada uno de los laterales (una arriba y otra abajo) para dejar pasar la cinta con la que el juguete se sujetará al niño.
  3. Introduce la cinta de tal manera que quede bien ajustada para que el pequeño pueda disfrutar del juguete.
  4. Pega las botellas al cartón a la misma altura para así completar el juguete.

No te entretengo más. Como diría Joaquín Prat, ¡¡AAAAA JUGAR!! Y a disfrutar mucho de los juguetes ecológicos más cangrejiles.

PUBLICIDAD

Deja un comentario