Esta es una MANUalidad muy sencilla y fácil. Y los resultados son adorables. Imagen: handimania

¡Haz conejitos de pascua con calcetines!

¡Estamos en Semana Santa! La semana pasada compartí contigo un par de manualidades interesantes para hacer durante estos días de vacaciones. Pero se me quedó en el tintero una de las más típicas en otros países, aunque a España empieza a extenderse la tradición: los conejitos de Pascua. ¡Pinzas a la obra!

PUBLICIDAD

Conejitos de Pascua caseros

Los conejitos de Pascua son una MANUalidad muy sencilla y fácil. Y los resultados son adorables. Imagen: handimania
Los conejitos de Pascua son una MANUalidad muy sencilla y fácil. Y los resultados son adorables. Imagen: handimania

¿La lavadora se ha tragado un calcetín? ¿Se te ha caído un calcetín de la pareja en el patio de la vecina cuando tendías la ropa y te da pereza recuperarlo? Pues con esta manualidad para hacer en Semana Santa con niños (y no tan niños, ¡qué nos conocemos!) te doy una idea para usar el calcetín que se queda triste y solitario. Necesitarás:

  • Un calcetín (no vale tobillero).
  • Relleno. Puede ser arena, arroz, semillas o similares (aunque te pido que, por favor, no desperdicies comida). También podrías usar relleno de almohadas o peluches.
  • Cordón o hilo.
  • Cinta de tela de colores.
  • Rotuladores.
  • Tijeras.
  • Aguja e hilo (opcional).

Instrucciones para darle una segunda vida a tus calcetines

  1. Rellena el calcetín hasta un poco pasado el talón con el relleno elegido. Si lo haces con arena quedará más pesado y compacto que con otros rellenos.
  2. Ata bien fuerte un cordón o hilo para evitar que se salga el relleno. Procura que sea del mismo color del calcetín.
  3. Busca el talón del calcetín, eso será el hocico del conejo.
  4. Ata un hilo por debajo de donde comienza el talón del calcetín, que marcará la separación entre la cabeza y el cuerpo. Procura que la cabeza quede con el suficiente relleno. Sino, quedará bastante extraño.
  5. Ata la cinta de tela alrededor del cuello de tu conejo, ¡sin ahogarlo!. Si quieres a la lazada puedes añadirle un cascabel u otro abalorio.
  6. Ahora, tomando como guía el centro del morro, corta por la mitad el sobrante del calcetín y posteriormente recorta cada lado con forma de oreja de conejo. Si el trabajo lo hacen niños, supervísalos o ayúdales siempre que usen cosas afiladas y que corten, que las carga Charlie the Mudbug.
  7. Por último pinta los ojitos y el morro. Puedes hacerle bigotes o dos dientes afilados si quieres. En lugar de pintarlos podrías hacerlos con aguja e hilo, pero cuidado con los dedos.

Por si estas instrucciones te resultan algo complicadas de seguir, te dejo el siguiente vídeo en el que me he inspirado para hacer los conejitos de Pascua con calcetines.

PUBLICIDAD

Deja un comentario