Cómo hacer una bolsa reutilizable personalizada

[toc exclude=”|¡*”]

PUBLICIDAD

¿Cómo llevas eso de pagar por las bolsas cuándo vas a hacer la compra? Se supone que se hace para evitar su consumo, pero la mayor parte de la gente acaba comprando igualmente las bolsas. Hoy te traigo una alternativa (no, no es reutilizar las bolsas de plástico, aunque también vale) a la vieja usanza. Se trata de tener tu propia bolsa reutilizable como la que usaban las abuelas humanas cuando iban a abastecer sus despensas.

Atento, porque este cangrejo te trae tres estupendas ideas con las que ahorrarás dinero y serás más respetuoso con el medio ambiente. ¿Listo para las MANUalidades de hoy? Pues allá vamos.

Estas bolsas no sólo son reutilizables, además puedes guardar casi cualquier cosa en ellas. Imagen: tutorialesdemoda
Estas bolsas no sólo son reutilizables, además puedes guardar casi cualquier cosa en ellas.
Imagen: tutorialesdemoda

Reutiliza tu ropa de cama

¿Se te ha estropeado alguna de las piezas de tu juego de sábanas y no sabes qué hacer con el resto? ¿Vas a cambiar la sábana bajera o la colcha por una nueva pero te da cosilla tirar la vieja por que sólo tiene un roto pequeño o una mancha que no sale? ¡Pues ahora puedes darle un nuevo uso! Busca por casa las siguientes cosas que vas a necesitar:

  • Sábanas viejas gruesas o una colcha que no uses.
  • Tijeras.
  • Hilo resistente.
  • Aguja o máquina de coser.
  • Pintura para tela.

Instrucciones

  1. Recorta dos rectángulos en la pieza de ropa del tamaño del que quieras tu bolsa. Recuerda dejar aproximadamente un centímetro de más para hacer las costuras.
  2. Cose ambas caras, recuerda dejar la parte superior abierta, sino tu bolsa será un bonito cojín vacío. Las caras que vayan por fuera se coserán mirando al interior, así cuando des la vuelta a la bolsa las costuras quedarán ocultas en el interior.
  3. Haz un dobladillo en la parte superior de la bolsa y cóselo. Así evitas que la tela se deshilache y queda más bonito.
  4. Recorta otros dos rectángulos para hacer las asas. El ancho del rectángulo debe ser el doble del ancho del que quieras las asas.
  5. Dobla en dos a lo largo los rectángulos para las asas y cose los extremos. Tendrás un tubo de tela.
  6. Cose los extremos de los tubos de tela al lugar dónde quieras que vayan las asas.
  7. Por último, si la sábana que has utilizado no tiene dibujos, deja volar tu vena artística y decórala con pintura para tela.

Comida para mascotas

¿Tus mascotas comen como los animales que son? Pues no tires los sacos o bolsas de comida por que con ellos podrás hacer una bolsa reutilizable original y muy resistente. Para ello necesitarás:

Con los sacos de comida de tus mascotas serán una resistente y original bolsa de la compra. Imagen: El Trébol Azul
Con los sacos de comida de tus mascotas serán una resistente y original bolsa de la compra. Imagen: El Trébol Azul
  • Un saco o bolsa de comida para mascotas.
  • Cutter.
  • Tijeras.
  • Tela para el forro interior como sábanas viejas o camisetas.
  • Aguja.
  • Hilo.
  • Cinta para las asas (también vale telas viejas).

¡Pinzas a la obra!

  1. Limpia bien el interior del saco de comida que vayas a utilizar. Evitarás que manche y los malos olores (los piensos para animales no suelen oler demasiado bien por lo que me han dicho mis esbirros).
  2. Corta el saco en dos: la cara delantera y la trasera.
  3. Después corta ambos trozos a la medida que quieras tu bolsa.
  4. A continuación corta la tela que vayas a usar como forro con las mismas medidas.
  5. Cose ambas caras de la bolsa. Si quieres que las costuras no se vean, coloca la parte con dibujos de la bolsa mirando hacía dentro y cose.
  6. Cose las esquinas con una costura perpendicular a la anterior.

    Vas a tener que coser bastante, así que si tienes máquina de coser aprovecharla. Imagen: instructables
    Vas a tener que coser bastante, así que si tienes máquina de coser, aprovéchala. Imagen: instructables
  7. Dale la vuelta a la bolsa.
  8. Ahora cose igual el forro. Pero a este no hace falta que le des la vuelta.
  9. Con ayuda de unos alfileres, sujeta el borde superior de la bolsa y el forro.
  10. Corta la cinta del tamaño que quieras las asas. Recuerda que necesitas dos.
  11. También con ayuda de los alfileres pon las asas donde quieras que vayan a ir.
  12. Cóselo todo. Puedes asegurarlo con una costura doble.
  13. Tu bolsa está lista para ir a la compra.

No tires tu paraguas viejo, haz una bolsa

¿Cuántas veces se te ha roto la varilla del paraguas y has tenido que tirarlo por que ya no vale? ¡Pues nunca más! Porque a la tela del paraguas la puedes dar una segunda vida como bolsa multiusos y además plegable. Para ello necesitas:

La tela de un paraguas tiene vida tras romperse la estructura del mismo. Imagen: teresina
La tela de un paraguas tiene vida tras romperse la estructura del mismo. Imagen: teresina
  • Un paraguas viejo.
  • Lápiz.
  • Tijeras.
  • Hilo.
  • Aguja o máquina de coser.
  • Velcro.
  • Alfileres

¡Pinzas a la obra!

  1. Desmonta la estructura del paraguas separando la tela de lo demás.

    Doblando bien tu bolsa de paraguas reciclado quedará así y podrás llevarla a cualquier parte en la guantera del maletero, en el bolso de mano o en tu maleta ;) Imagen: untrendylife
    Doblando bien tu bolsa de paraguas reciclado quedará así y podrás llevarla a cualquier parte en la guantera del maletero, en el bolso de mano o en tu maleta 😉 Imagen: untrendylife
  2. Descose la tira de tela que sirve para mantener el paraguas cerrado y consérvala.
  3. Dobla la tela por la mitad dejando lo que era la parte de arriba del paraguas hacia dentro.
  4. Dibuja con un lápiz en la tela el contorno de lo que va a ser tu bolsa.
  5. Corta la tela y guarda los sobrantes.
  6. Donde estaba la punta del paraguas habrá un agujero en la tela. Hay dos opciones para deshacerse de él:
    1. Cortar el trozo y coser el fondo de la bolsa salvando el agujero.
    2. Taparlo cosiendo un trozo de la tela sobrante u otro retal sobre él.
  7. Cose los laterales de la bolsa.
  8. Antes de coser el dobladillo de la boca de la bolsa, haz las asas. Para ello, recorta dos rectángulos en la tela sobrante. El ancho tiene que ser el doble del ancho del que quieras las asas.
  9. Dobla por la mitad los rectángulos en su lado largo y cóselos.
  10. Con unos alfileres, posiciona las asas en su sitio sobre el dobladillo (aun sin coser).
  11. Recupera la tira de tela con la que se cerraba el paraguas. Comprueba si el velcro o el botón automático con el que se unen los extremos funcionan. Si no es así, sustitúyelo por velcro nuevo.
  12. Sitúa la tira entre las asas con unos alfileres. Hazlo de tal manera que cuando dobles la bolsa puedas mantenerla plegada con esa tira.
  13. Cose el dobladillo, las asas y la tira al mismo tiempo con una costura doble.
  14. Dale la vuelta a la tela y ya tienes tu bolsa.
PUBLICIDAD

Deja un comentario