Con la ropa que no puedas reutilizar puedes hacer un estuche para la vuelta al cole como te explico en MANUalidades. Imagen: missdiy

Cómo fabricar un estuche para hacer la vuelta al cole más sostenible

Septiembre está a las puertas. Se acaban las vacaciones para muchos, especialmente los escolares. Y es por ello que a este cangrejo te habló este martes sobre cómo hacer una vuelta al cole sostenible y más barata. ¡Pero queda incompleto si no os recomiendo esta MANUalidad! Ideal para tener el estuche más original de toda la clase, que reutiliza materiales que ya no sirven para su función original.

PUBLICIDAD

Sencillo y muy útil

Esta primera idea para un estuche es la más simple de las que traigo. La idea básica es sencilla, un estuche de tela de los de toda la vida. Pero es precisamente por ser tan básica que vas a poder personalizarla más fácilmente. Para hacerlo vas a necesitar:

  • Tela, preferiblemente gruesa y resistente. Unos vaqueros viejos servirán.
  • Cremallera.
  • Abalorios, tachuelas u otros adornos.
  • Un trozo de cordón de cola de ratón.
  • Un par de cuentas.
  • Tijeras.
  • Aguja e hilo.
  • Pegamento para telas.
Para una vuelta al cole más sostenible es mejor utizar un estuche hecho por tí con materiales reutilizados. Imagen: missdiy
Para una vuelta al cole más sostenible es mejor utilizar un estuche hecho por ti con materiales reutilizados. Imagen: missdiy

¿Lo tienes todo? Pues allá vamos.

¿Cómo se hace el estuche?

  1. Recorta la tela.
    • El ancho debe ser 2 o 3 cm más largo de lo que midan tus lápices, bolígrafos y rotuladores.
    • El largo debe ser el doble de la profundidad que quieras darle a tu estuche.
  2. Dobla por la mitad el rectángulo de tela, dejando a la vista lo que vaya a ser el interior del estuche.
  3. Con aguja e hilo cose los lados dejando la parte más ancha del rectángulo sin coser. Si no eres muy mañoso con aguja e hilo puedes recurrir al pegamento de telas.
  4. Dale la vuelta a la tela, dejando las costuras escondidas en el interior.
  5. Coge la cremallera (si es reutilizada mejor) y cósela a la parte que has dejado sin coser de la tela. Recuerda que la tela de la cremallera debe ir por dentro del estuche.
  6. Es hora de decorar. Pon los abalorios o tachuelas como más te guste. También puedes hacer un dibujo con pintura para telas o, si sabes, bordar algo.
  7. Por último decora el tirador de la cremallera. Para ello dobla por la mitad un trozo, no muy grande, del cordón.
  8. Pasa los extremos del cordón por el orificio del tirador de la cremallera. Por un lado quedarán las puntas del cordón y por el otro la parte doblada. Introduce las puntas en la parte doblada y tira para que no se deshaga el nudo.
  9. Introduce el cordón por los agujeros de las cuentas y anuda el extremo final.

Estuche cilíndrico

¿Necesitas un lugar para meter tus pinturas de colores? Pues este estuche es el ideal. Los materiales que vas a necesitar son:

Mantén tus lápices en orden con un estuche cilíndrico rígido. Imagen: jeguridos
Mantén tus lápices en orden con un estuche cilíndrico rígido.
Imagen: jeguridos
  • 2 Tubos de papel higiénico.
  • 1 Trozo de poliestireno expandido (poliespán, corcho blanco o corchopán, como prefieras llamarlo).
  • Cartulina o un trozo de cartón de caja de cereales o similares.
  • Papel de regalo, revistas, periódicos…
  • Regla.
  • Cutter.
  • Tijeras.
  • Pegamento.
  • Cola blanca.
  • Pintura acrílica.
  • Pincel o brocha.

Pinzas a la obra

  1. Corta dos círculos de poliestireno. El diámetro debe ser el mismo que el de los tubos de papel.
  2. En uno de los extremos de cada tubo de papel introduce los círculos de poliestireno.
  3. Asegúrate de que no se mueven aplicando pegamento o cola blanca.
  4. Una vez seca la cola, pinta el poliestireno y el interior del tubo con el color que más te guste.
  5. Recorta el papel de regalo o revistas. Las medidas deben ser la altura de los tubos de papel por lo que mide el contorno de su circunferencia.
  6. Con la cola blanca pega el papel a los tubos.
  7. Haz una marca en la cartulina a los 13 cm y otra a los 12 y recorta por la de 13.
  8. Mide el contorno de la circunferencia del tubo de cartón, añádele uno o dos cm y recorta con esa medida el otro lado de la cartulina.
  9. Dobla la cartulina por la marca de 12 cm.
  10. Pega los extremos perpendiculares a la doblez de manera que ajusten perfectamente en el interior del tubo de papel higiénico.
  11. Pega la cartulina al interior de uno de los tubos de papel.
  12. Una vez se haya secado, comprueba que el otro tubo de papel higiénico encaja y tendrás tu estuche listo para la vuelta al cole.
PUBLICIDAD

Deja un comentario