El ambientador natural casero de gel es fácil de hacer y dura hasta un mes.

Acaba ya con los malos olores usando este ambientador natural casero

El ambientador natural casero de gel es fácil de hacer y dura hasta un mes. Foto: instructables.com
El ambientador natural casero de gel es fácil de hacer y dura hasta un mes. Foto: instructables.com

¿Tienes un baño sin ventana y sin extractor de olores? ¿algún rincón de tu casa huele que echa para atrás?, ¿te gusta sentirte como en la naturaleza sin salir del salón? ¡Tengo una muy buena noticia! Ya no tendrás que ir al supermercado a por productos artificiales. A continuación, este cangrejo te enseña a cómo hacer tu propio ambientador natural casero. ¡Te enseño a hacer uno de gel y una vela aromática!

PUBLICIDAD

Algunos trucos

Antes de contarte cómo hacerlo, voy a contarte algunos trucos típicos. De esos que utilizan las madres y las abuelas y que no son moco de cangrejo. Por ejemplo, para quitar los malos olores puedes utilizar medio limón con unos clavos pinchados. ¡De especia, no los de bricolaje! Esto no sólo sirve para la casa. Te sorprendería lo eficaz que es para el frigorífico o el lavavajillas (cuando no esté en funcionamiento). Mis esbirros humanos dan fe de ello.

Para algo similar que el limón puedes utilizar café. Con unos pocos granos, no vale el soluble, tendrás el aroma por toda la casa y absorberá olores como el del tabaco. Otra recomendación típica es utilizar plantas aromáticas, tanto macetas como trozos cortados que harán a la perfección de ambientador. Unas ramas de canela o unas vainas de vainilla también te permitirán tener un aroma natural y agradable en casa.

Ambientador en gel

Si quieres ir más allá de poner palotes de canela o rodajas de limón por la casa, un ambientador en gel es lo ideal. Para hacerlo vas a necesitar:

  • Un sobre o unas láminas de gelatina neutra.
  • Agua. La mitad de la cantidad con la que se prepara la gelatina neutra, lo pone en el sobre.
  • Una cucharada de sal.
  • Esencias naturales, aceites o zumo de un cítrico. ¡Elige el olor que más te guste!
  • Colorante (opcional).
  • Flores secas, especias, etc. (opcional).
  • Cazuela.
  • Frascos de cristal de conservas u otros.

Como hacer tu gel

  1. Mide el agua que vas a necesitar. Si en el sobre pone 1 litro, usa sólo medio.
  2. Echa la mitad del agua que vas a usar, en nuestro caso 250 ml, en un cazo y ponlo al fuego.
  3. Añade la gelatina y remueve hasta disolverla.
  4. Ponle la cucharada de sal.
  5. Una vez esté disuelta la gelatina y la sal y el agua esté en ebullición apaga el fuego y vierte el agua que has dejado fría encima.
  6. Añade la esencia que más te guste. Con una cucharadita vale, pero va en función de lo intenso que quieras el olor. También puedes usar el zumo de un limón o una naranja.
  7. Remueve bien.
  8. Si vas a utilizar colorante, échalo en el fondo de los tarros de cristal.
  9. Vierte la gelatina en el frasco.
  10. Es el momento de añadirle las flores secas, plantas aromáticas o lo que quieras.
  11. Deja cuajar la gelatina al aire o en el frigorífico. Tras una o dos horas estará listo tu ambientador en gel.

Este ambientador natural casero puede durar en torno a un mes, que es lo que suele tardar en evaporarse.

Velas aromáticas

Estas velas aromáticas se ven suculentas, ¿verdad? ¡Ahora aprenderás cómo hacer una en casa!
Estas velas aromáticas se ven suculentas, ¿verdad? ¡Ahora aprenderás cómo hacer una en casa!

Si te gusta el estilo romanticón o encender velas con otros motivos, esta alternativa es la tuya. No sólo darán buen olor. Además, ¡son relajantes! Para este ambientador necesitarás:

  • Parafina o cera natural. Preferiblemente la segunda.
  • Aceites esenciales o extracto de limón o naranja.
  • Colorante (opcional).
  • Pábilo para velas.
  • Cazuela.
  • Tarro de cristal.

Creando un buen ambiente

  1. Derrite la cera o la parafina en la cazuela.
  2. Añade unas gotas de esencia a tu gusto.
  3. Si quieres, echa colorante.
  4. Remueve la mezcla.
  5. Introduce el pábilo en el tarro procurando que quede lo más centrado posible.
  6. Añade la cera.
  7. Deja enfriar.
  8. ¡Préndele fuego y disfruta del olor!

¿Has hecho ya tu ambientador natural casero?

¿Te has animado? ¿vas a intentarlo? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

PUBLICIDAD

Deja un comentario