¡Recuerda pedirle a todos tus conocidos que te guarden los corchos de las botellas de vino estas fiestas! Foto: Ecologiteca.

Esta Navidad, no tires los corchos de las botellas

Amigos humanos, ¡sólo queda una semana para Navidad! Con la Nochebuena se inaugura oficialmente el periodo de comilonas anual (sin contar con las previas cenas de amigos, empresa, etc.) en la que bebida y comida inundan la mesa. Y como sé que en estas fechas se lleva mucho lo de regalar vino y tomar mucha sidra, cava o champán, quería aprovechar la ocasión para enseñaros todo lo que se puede crear con los corchos usados. ¡Os sorprenderéis de lo versátiles que son!

PUBLICIDAD
¡Recuerda pedirle a todos tus conocidos que te guarden los corchos de las botellas de vino estas fiestas! Foto: Ecologiteca.
¡Recuerda pedirle a todos tus conocidos que te guarden los corchos de las botellas de vino estas fiestas! Foto: Ecologiteca.

Todo lo que los corchos pueden hacer por ti

Decorar con corchos es muy sencillo y además se pueden obtener resultados buenísimos. Foto: Hello Society.
Decorar con corchos es muy sencillo y además se pueden obtener resultados buenísimos. Foto: Hello Society.

Desde que el hazlo tú mismo se puso de moda, el uso de los corchos de botellas usados para crear nuevos elementos decorativos se ha extendido tanto que ahora mismo en internet se pueden encontrar infinitas aplicaciones.

A mí me parece una idea genial porque es una forma de reutilizar un material convirtiéndolo en otro objeto duradero. Además, tengo que decir que con poco esfuerzo, muchos corchos y bastante imaginación se pueden obtener resultados muy buenos.

De hecho, con ellos se pueden crear objetos para la casa, para un negocio o incluso para un evento. Como te digo, ¡las posibilidades son infinitas!

Decoración de pared

Olvídate de gastar ingentes cantidades de dinero en comprar cuadros o láminas que cubran las paredes de tu casa o negocio. Con la cantidad de corchos necesaria (no desesperes, seguro que en las fiestas consigues recopilar algunos, o siempre puedes acercarte a algún restaurante cercano a pedirlos), cola termofusible y algunos elementos complementarios simples, se pueden conseguir cosas como éstas:

Un cuadro sobrio y elegante (nivel de dificultad medio). Realmente como proceso de elaboración es sencillísimo, el problema es que debes encontrar un marco que se adapte a tus necesidades. Una vez lo consigas, será todo pegar y cantar ;).

El tamaño pequeño es ideal para espacios más reducidos o para acompañarlo de otros, pero también te puedes decidir por hacer un cuadro más grande.

El marco de madera oscura aporta un toque de elegancia. Foto: Decorahoy.
El marco de madera oscura aporta un toque de elegancia. Foto: Decorahoy.
Una letra a base de corchos para decorar una pared. Foto: mercadolibre.
Una letra a base de corchos para decorar una pared. Foto: mercadolibre.

Letras llenas de corchos (nivel de dificultad medio). De nuevo aquí el grado de dificultad no reside en el proceso de elaboración en sí, sino en encontrar la base de la letra.

Lo primero será decidir qué quieres “escribir”: una letra, una palabra, unas iniciales,…Y también el tamaño que tendrán. Después te tocará pensar en el diseño, es decir, la fuente de la letra, antes de plasmar todo en una base.

Te recomiendo que sea una base porosa y ligera, como el contrachapado de madera, ya que hará más fácil el proceso de pegado de los corchos y además el resultado final no quedará muy pesado.

Los principales atractivos de esta opción son que se puede aprovechar el “tinte” natural que el vino da a los corchos para hacer un elemento colorido y que puede estar expuesto mientras lo completas. Vamos, una pura obra de arte viva :D.

Un sencillo mural (nivel de dificultad básico). En este caso lo importante es que dejes volar tu imaginación. Aquí la base puede ser un simple rectángulo y, como puedes ver, incluso el marco puede crearse sencillamente con unas ramas (que deberás recoger del suelo, NUNCA cortar de los árboles).

El diseño queda a la disposición de tus gustos y preferencias. Y un consejo: puedes cortar loas corchos para que de uno salgan varias piezas.

Si crees que no vas a poder reunir la cantidad necesaria de corchos, también te puedes plantear cortarlos para tener más pieza. Foto: En boca vinos.
Si crees que no vas a poder reunir la cantidad necesaria de corchos, también te puedes plantear cortarlos para tener más pieza. Foto: En boca vinos.

Centros de mesa

Si ya tienes las paredes de tu casa o negocio cubiertas, o simplemente quieres optar por crear algo más pequeño o sencillo (a veces es el primer paso antes de entrar de lleno en el mundo de la decoración DIY), tienes la opción de crear centros de mesa.

Sin duda, es lo mejor si tienes dudas sobre tus capacidades, sobre todo porque no suelen requerir mucho esfuerzo y además dejan mucho margen de interpretación personal (vamos, que cada uno lo hace como puede/quiere y no tiene por qué quedar mal).

A continuación te dejo algunos ejemplos que he encontrado en la red y me han gustado:

Centro de mesa con velas (nivel de dificultad inexistente): una vez reúnas los 3 elementos básicos que te hacen falta (recipiente, velas y corchos), tardarás en torno a 1 minuto en crear estos sencillísimos y resultones centros de mesa.

Dos recipientes de cristal, corchos y una vela. Eso es todo lo que necesitarás para dar un toque personal a tu mesa. Foto: two twenty one
Dos recipientes de cristal, corchos y una vela. Eso es todo lo que necesitarás para dar un toque personal a tu mesa. Foto: two twenty one.

Centro de mesa portavelas (nivel de dificultad medio):  Aquí, como de costumbre, yo te dejo la idea, pero la realización final la dejo en tus manos, eligiendo la forma o la cantidad de velas que quieras añadir. Aunque estéticamente las velas finas y altas quedan mejor, se puede probar también a combinar con otras diferentes, quizá también jugando con los colores.

Aunque parece una decoración navideña, puede servir para otras épocas del año. Foto: Hgtv.
Aunque parece una decoración navideña, puede servir para otras épocas del año. Foto: Hgtv.

Centro de mesa sin velas (nivel de dificultad alto): para realizar este centro de mesa necesitarás un objeto redondo que sirva como base y también corchos medianamente regulares para que la forma quede equilibrada.

El único problema de estas decoraciones es la cantidad de vino que vais a tener que beber para conseguir todos los corchos. Foto: decorainteriores.
El único problema de estas decoraciones es la cantidad de vino que vais a tener que beber para conseguir todos los corchos. Foto: decorainteriores.

Otros objetos variados

Para terminar con el post (aunque podría seguir horas proponiéndote usos alternativos de los corchos), te dejo algunas imágenes de objetos variados creados o mejorados con este elemento:

Una simple botella rellena de corchos puede convertirse en un elemento decorativo. Foto: Opendeco.
Una simple botella rellena de corchos puede convertirse en un elemento decorativo. Foto: Opendeco.
Si trasladamos la idea anterior de la botella a otros elementos podemos conseguir cosas como lámparas personalizadas. Foto: Decora2.
Si trasladamos la idea anterior de la botella a otros elementos podemos conseguir cosas como lámparas personalizadas. Foto: Decora2.
Objetos como posavasos o salvamanteles hechos con corchos son facilísimos de obtener, ¡y muy útiles! Además, si el resultado final es bueno, puedes convertirlos en un regalo especial. Foto: Facilísimo manualidades.
Objetos como posavasos o salvamanteles hechos con corchos son facilísimos de obtener, ¡y muy útiles! Además, si el resultado final es bueno, puedes convertirlos en un regalo especial. Foto: Facilísimo manualidades.

Seguro que has sacado alguna idea para ti o para alguien que conoces así que ya sabes, si esta Navidad te pasas un poco con el vino, ¡habrá sido por una buena causa! XD

PUBLICIDAD

Deja un comentario