La atmósfera es la capa que hace que exista el efecto invernadero. Si algo la cambia los seres vivos estaremos en peligro. Imagen: meteotek08

¿Qué es el efecto invernadero y cómo nos afecta?

Hasta el inepto de Charlie the Mudbug sabe que el calentamiento global es real y que la temperatura de la Tierra seguirá aumentando por culpa de vuestras emisiones y vuestra falta de visión de futuro es un hecho comprobado. Sin embargo a él y a muchas personas les cuesta entender qué tiene que ver los gases que se emiten con el aumento de la temperatura terrestre. Para entender bien esta problemática, a continuación te hablo del efecto invernadero.

PUBLICIDAD
La atmósfera es la capa que hace que exista el efecto invernadero. Si algo la cambia los seres vivos estaremos en peligro. Imagen: meteotek08
La atmósfera es la capa que hace que exista el efecto invernadero. Si algo la cambia, TODOD los seres vivos estaremos en peligro. Imagen: meteotek08

Es natural

Seguro que alguna vez has oído el término efecto invernadero y te has echado a temblar por las connotaciones negativas que tiene. Pero lo cierto es que se trata de un proceso natural gracias al cual existen las condiciones necesarias para la supervivencia de los seres vivos. La parte negativa viene cuando, por la intervención humana, el proceso no funciona como debería.

La atmósfera terrestre actual tiene una composición muy variada. Imagen: Mysid
La atmósfera terrestre actual tiene una composición muy variada.
Imagen: Mysid

Existe gracias a la atmósfera, esa capa gaseosa que envuelve al planeta. Sin esta capa, los rayos solares incidirían directamente sobre la superficie terrestre achicharrándolo todo. Al mismo tiempo, todo el calor que procede del interior del planeta se dispersaría cuando fuese de noche y no se recibiese esa radiación. De esa manera, el planeta pasaría de asarse de día a congelarse por la noche. ¡Sería completamente inhabitable!

Por lo tanto, al igual que los plásticos de los invernaderos que construís para cultivar vegetales fuera de su clima natural, la atmósfera tiene el papel de regular la temperatura en el interior del planeta.

Por un lado, filtra la radiación procedente del Sol, evitando que la más perjudicial llegue a la superficie de la Tierra pero, a su vez, favoreciendo la entrada de calor. Por otro, regula la cantidad del calor que sale del interior, procedente de la emisión interna y del reflejo en la superficie de la radiación procedente del Sol.

Los gases mayoritarios en la atmósfera son el nitrógeno (78,08 %) y el oxígeno (20,95%). De manera natural existen otros gases como el CO2 (dóxido de carbono), CO (monóxido de carbono), CH4 (metano), vapor de agua, ozono, gases nobles, hidrógeno o los NOx. Sin embargo, se encuentran en cantidades mucho inferiores, pero eso no significa que sean menos necesarios o importantes.

Una curiosidad sobre los gases de efecto invernadero

Habitualmente se suele mencionar al CO2 como principal responsable del efecto invernadero. Si bien esto es cierto, no es porque sea el más dañino sino por ser el que en mayor cantidad emitís de manera artificial. Sin embargo, hay gases con un mayor índice de potencial de calentamiento global (GWP, por sus siglas en inglés).

Por ejemplo, el metano (cuya principal fuente de emisión son los procesos de putrefacción vegetal y los pedos y popós procesos digestivos de los animales) tiene un potencial de 56 veces el del dióxido de carbono en un horizonte de 20 años. Según la propia secretaría de la Convención del Cambio Climático de la ONU, el gas con mayor potencial de calentamiento global es el prácticamente desconocido Hexafluoruro de azufre (SF6), que es 16.300 veces más dañino que el CO2. Sin embargo, su anecdótica presencia hace que no se tome con gran preocupación.

Calentamiento global antropogénico

El problema está cuándo el equilibrio se rompe. ¿Y cómo pasa eso? Pues a causa de una variación en la composición de los gases atmosféricos a causa de las emisiones resultantes de algunos procesos humanos. Este cambio de composición puede favorecer la entrada de radiación perjudicial, como ocurre cuando disminuye el ozono atmosférico, y reflejar otra radiación.

Por otro lado, esta alteración antropogénica es responsable de la alteración del calentamiento global. Al haber una mayor cantidad de GEI, no se deja que salga al espacio todo el calor que se dispersaría en condiciones naturales. De esta manera, el calor se concentra haciendo que la temperatura aumente. Y comienza una cadena de procesos que, de no pararse, afectará negativamente a la humanidad y a gran parte de la biodiversidad. ¿Realmente merece la pena por un puñado de dinero? Más aún si tenemos en cuenta que nadie sabe las consecuencias reales que pueda traer esta alteración.

Los principales gases gases de efecto invernadero emitidos por vosotros son el dióxido de carbono, metano (a causa de la ganadería), N2O, CFC y el vapor de agua. Y son ellos los que están haciendo que el equilibrio energético del planeta se vaya a la porra.

Pero el problema tiene solución, una sola. Dejar de emitir estos gases, especialmente los que no están presentes de manera natural en la atmósfera como los CFC, y esperar que el equilibrio natural vuelva a la normalidad. Esto sólo será posible con un cambio de mentalidad (para que la vida prime por encima del dinero) y por apostar por una mayor eficiencia energética. Con el efecto invernadero en su estado natural, se acaba con el calentamiento global y el cambio climático antropogénico. En otras palabras ¡futuro para todos!

PUBLICIDAD

2 comentarios en “¿Qué es el efecto invernadero y cómo nos afecta?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario