Las olas no sólo se producen en océanos y mares, grandes lagos también las rienen. Imagen: Unsplash

¿Por qué se producen las olas y las mareas y son tan importantes?

Si hay algo que caracteriza a la playa es el bailoteo de sus aguas en forma de olas. ¡Mis esbirros humanos me dicen que saltarlas es deporte nacional! Como soy de agua dulce y vivo entre un río y una charca, no las conozco bien. Pero las he estudiado a fondo para explicarte qué son, junto a otro de los fenómenos más curiosos de los mares: las mareas. ¡Te sorprenderá saber algunos datos poco conocidos!

PUBLICIDAD

Agua en movimiento

Lo primero que tengo que decirte es que tanto las olas como las mareas pueden producirse en cualquier masa de agua. Lo que pasa es que en lagunas o charcas no son tan perceptibles para el ser humano como en mares y océanos debido a la poca cantidad de líquido. Sin embargo, sí que se pueden observar en grandes lagos como el Baikal en Rusia o el Superior en Norteamérica.

¿Por qué se producen las olas?

Las olas se producen por la propagación de ondas en el agua causadas por el contacto del viento con la superficie. Cuando las partículas de agua (que se mueven de forma circular a causa de la onda) chocan con el fondo, dejan de moverse de forma circular. Esto causa que, por su inercia, en las zonas de poca profundidad como las costas se generen las olas.

Las olas no sólo se producen en océanos y mares, grandes lagos también las rienen. Imagen: Unsplash
Las olas no sólo se producen en océanos y mares. Los grandes lagos también las tienen. Imagen: Unsplash

El viento no es el único causante de estos movimientos. Cualquier elemento que genere ondas en el agua puede crearlas. Por ejemplo, el tráfico marítimo. De la misma manera, las alteraciones en la corteza oceánica, erupciones volcánicas submarinas o terremotos también pueden provocar las ondas que generan olas. Debido a su mayor fuerza, estas olas (conocidas como tsunamis) pueden ser mucho más grandes e incluso destructivas.

¿Qué son las mareas?

A simple vista son subidas o bajadas del nivel del mar. Sin embargo, realmente son movimientos horizontales de agua provocados por la fuerza de atracción que ejercen la Luna y, ojo, el Sol. Sus fuerzas de gravedad son tan fuertes que son capaces de tirar del agua y provocar su desplazamiento.

Debido a su gran proximidad, la mayor responsable de que se provoquen es la Luna. Aunque, por su enorme masa, el Sol también juega un papel importante. ¡Sin lugar a dudas, esta es una de las aplicaciones más gráficas de la Ley de Gravitación Universal!

Pleamar y bajamar

El movimiento se observa con claridad en los lugares en los que hay tierra ya que, por suerte, son estáticos. En estos lugares, cuando la marea está alta se le denomina pleamar. En el caso contrario, bajamar.

Esta es una representación básica de cómo se producen las mareas altas y bajas. Imagen: Animal de Ruta
Esta es una representación básica de cómo se producen las mareas altas y bajas. Imagen: Animal de Ruta

Como se puede comprobar en la imagen, la marea es más alta en los lugares en los que la Luna está visible (donde mayor es la gravedad) y justo en sus antípodas (donde hace menos fuerza). Por lo tanto, dependen de lo que se denomina el día lunar. En otras palabras, de a qué hora sale y se pone la luna.

Como cada día lunar dura de media 24 horas, 50 minutos y 28 segundos, cada día solar (los de 24 horas) hay dos bajamares y dos pleamares. El día lunar no es exacto, por lo que el tiempo entre pleamar y pleamar no es justo de 12 horas y 25 minutos.

Además, a las mareas también les afecta el ciclo de alineación de la Luna y el Sol con la Tierra. En base a él se provocan estos dos fenómenos:

  • Las mareas vivas. Se producen con la luna nueva y la luna llena, cuando el Sol, la Tierra y la Luna se sitúan en línea recta. Es en esos momentos dónde los cambios de nivel entre la marea baja y la alta son más acusados.
  • Las mareas muertas. Estas se producen en las fases lunares de cuarto creciente y menguante. El Sol, la Luna y la Tierra se posicionan en ángulo de 90º. La diferencia entre la bajamar y la pleamar es la mínima del ciclo.

Una dinámica necesaria

Podría parecer que sin las mareas o las olas el planeta podría ir bien. ¿Quién necesita que el agua se mueva? Es posible que pienses que los animales marinos se vuelven locos con tanta onda y tanto desplazamiento de agua, al igual que los que viven en las costas. Pero lo cierto es estos movimientos son indispensables tanto para la vida como para el ciclo geológico. ¡Así se ha creado todo lo que conocemos!

Crear y destruir

El ciclo geológico se basa en la destrucción de rocas para crear otras diferentes. Y en las costas, fenómenos como las mareas y las olas son indispensables para ello.

El agua no sólo tiene capacidad de ablandar, disolver o provocar cambios moleculares en la rocas. Los fenómenos que te he explicado son clave en los procesos de erosión y sedimentación. La erosión se observa claramente en acantilados. En cambio, la sedimentación puede verse en la formación de playas. Como bien habrás observado, estas se forman gracias a la deposición de los materiales arrastrados por el agua, desde restos de rocas a restos biológicos como conchas o trozos de corales.

El agua y el viento son capaces de modelar algo tan impresionante como esto. Imagen: Brigitte Ferauge
El agua y el viento son capaces de modelar algo tan impresionante como esto. Imagen: Brigitte Ferauge

Pero tengo que decir que este ciclo, en algunos lugares, ha sido modificado por el ser humano. La construcción de puertos, calas artificiales, espigones y otras estructuras han cambiado la capacidad erosionadora y sedimentadora de mareas y olas. De esta forma se pueden ver, por ejemplo, playas naturales que han pasado de ser un lugar de sedimentación a uno de erosión con las implicaciones que tiene esto para la vida de la playa.

Alimento al alcance de la pinza

Pero el ciclo geológico no es lo único que depende de olas y mareas. Por ejemplo los gases disuelto en el agua, principalmente O2 y CO2, pueden incorporarse a los mares gracias a las olas.

La vida de multitud de seres vivos también depende de estos fenómenos. Los movimientos del agua pueden arrastrar a las costas alimento en forma de fitoplancton, zooplancton y organismos de mayor tamaño. Pero también puede ser a la inversa, que el alimento se desplace desde las costas a alta mar.

A pesar de que la subida y la bajada de las mareas puede ser un incordio para los habitantes de la zona intermareal, para otros es beneficioso. Por ejemplo: para muchos moluscos que viven enterrados en la arena de la playa la subida de la marea les puede traer alimento, pero la bajada puede dejarlos desprotegidos. En cambio, eso es beneficioso para las aves que se alimentan de ellos ya que pueden capturarlos con mayor facilidad.

PUBLICIDAD

Un comentario en “¿Por qué se producen las olas y las mareas y son tan importantes?

Deja un comentario