La ducha supone gastar al menos la cuarta parte de agua de la que se gasta bañándose. Imagen: Andrés Nieto Porras

El verano es para ahorrar agua

Puede que en los medios de comunicación no hayan hablado mucho de ello, pero no es que en España andemos sobrados de agua. A pesar del tiempo tan extraño que ha estado haciendo estos meses, no ha llovido lo suficiente y ahora mismo las reservas de agua de los embalses rondan el 60%. Es un dato terrible teniendo en cuenta que aún queda casi un mes de verano y no sabemos cuán lluvioso será el otoño; por eso hoy en Te Lo Dice Manu te enseño cómo ahorrar agua.

PUBLICIDAD

Ahorrar agua en la cocina

La cocina es uno de los lugares de la casa donde más agua se gasta. Para evitarlo, aquí tienes unos trucos para ahorrar de manera sencilla:

  • Procura que tanto la lavadora como el lavavajillas sean eficientes. Ahorrarás en la factura eléctrica y en el consumo de agua.
Recuerda: la lavadora a carga completa y sin gatos dentro. Imagen: Lachaume
Recuerda: la lavadora a carga completa y sin gatos dentro.
Imagen: Lachaume
  • Pon la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén llenos, adaptando el programa a la suciedad de lo que tengas que lavar.
  • Si friegas los platos a mano hazlo en un fregadero de dos senos o usa dos recipientes: uno en el que enjabonar y otro en el que aclarar. Ahorrarás muchos litros de agua.
  • Reutiliza el agua de lavar las verduras y frutas para regar.
  • En verano no hay nada que siente mejor que el agua fresquita: mete botellas en el frigorífico en lugar de dejar correr el agua del grifo.
  • No descongeles nada debajo del grifo. La mejor forma de ahorrar agua es que uses el microondas o saques las cosas del congelador con tiempo y se descongelen al aire o en el frigorífico.

En el cuarto de baño

El cuarto de baño también es un gran sumidero en el que, sin embargo, también puedes ahorrar agua con gestos sencillos que hasta Charlie the Mudbug podría hacer:

  • No seas cochino y uses el inodoro de papelera; pon una en el baño.
  • Si tienes una cisterna antigua mete botellas, de esta forma desperdiciaras menos agua. Y si puedes, instala un sistema de doble descarga para ella.
  • Dúchate en lugar de bañarte.
La ducha supone gastar al menos la cuarta parte de agua de la que se gasta bañándose. Imagen: Andrés Nieto Porras
La ducha supone gastar al menos la cuarta parte de agua de la que se gasta bañándose.
Imagen: Andrés Nieto Porras
  • Si tienes niños pequeños intenta bañarlos juntos; una bañera llena son muchos litros de agua.
  • Cierra el grifo cuando te laves los dientes o te afeites.
  • Procura que las duchas no duren más de 5 minutos y cierra el grifo mientras te enjabonas.
  • Si eres de los que espera a que el agua se caliente antes de meterte en la ducha recoge ese agua, podrás utilizarla para regar o fregar los suelos.

Cómo ahorrar agua en el jardín

La jardinería es una actividad maravillosa que puede ayudar a aumentar la biodiversidad, relaja a los humanos y mejora el paisaje, pero consume mucha agua. Así que ahí van unos consejos para gastar menos agua en el jardín:

  • La elección de las plantas adecuadas es una buena forma de ahorrar agua. Procura que sean autóctonas, que no necesiten mucha agua (si no, recurre a los cactus, con que los riegues una vez a la semana va bien 😉 ) o bien que se adapten bien al clima de tu zona.
Plantar cactus en el jardín puede ser un buen método para ahorrar agua. Pero cuidado si no son autóctonos. Imagen: Calvin teo
Plantar cactus en el jardín puede ser un buen método para ahorrar agua. Pero cuidado si no son autóctonos.
Imagen: Calvin teo
  • El sistema de riego es muy importante: usa preferiblemente goteo y haz un buen mantenimiento de la instalación.
  • No riegues en las horas centrales del día. Se evaporará más agua de la que llega a las raíces de las plantas y además estas pueden sufrir estrés hídrico (se pueden deshidratar, hablando claro).
  • Evita regar si ha llovido, es la mejor forma de ahorrar agua en el jardín.
  • Si no tienes césped (que consume mucha agua) recubre el suelo con grava de colores claros, disminuirá la evaporación de la superficie del suelo.

En general

No sólo puedes ahorrar agua en la cocina, el baño y el jardín, sino también en pequeños gestos del día a día:

  • Cuando laves el coche hazlo con agua a presión, si no tienes en casa acude a un auto-lavado.
  • Baña a tu mascota en el jardín, te ahorrarás el riego.
  • Si tienes peces, cuando les cambies el agua utilízala para regar, esta tiene muchos nutrientes que le vendrán de perlas a tus macetas.
  • Mantén el aire acondicionado en buen estado y, si puedes recoger el agua de la condensación, úsala para regar.
  • Se producen grandes pérdidas a causa de una red de cañerías en mal estado. Revisa las tuberías con frecuencia y procura reparar fugas y grifos que no cierren correctamente lo antes posible.
Cuidado con las fugas, que esto no es Alcatraz. Imagen: TillinKa
¡Cuidado con las fugas, que esto no es Alcatraz!
Imagen: TillinKa
  • Si tienes piscina (cosa que gasta litros y litros de agua y, cangrejilmente, no me gusta nada) evita fugas, usa cubiertas y productos (no contaminantes, por favor) para mantener el agua limpia y en buen estado.

Todos estos son pequeños gestos, muchos muy sencillos, que te ayudarán a ahorrar agua. Será bueno para tu factura y para que las reservas de agua se mantengan mientras esperamos la lluvia.

PUBLICIDAD

3 comentarios en “El verano es para ahorrar agua

Deja un comentario