Bosque listo para recalificar por una razón imperiosa y sin que los agentes forestales puedan mover un dedo. Imagen: Abdecoral

Ley de Montes, ¿bosques negros, billetes verdes?

Como podrás suponer, los incendios forestales (de los que ya te he hablado en esta entrada) ocurridos el pasado mes de diciembre no son causados exclusivamente por la falta de lluvias que, hasta hace poco, asolaba nuestro país (ahora sigue asolándolo, pero de manera desigual). Si aún existe alguien que cree que un incendio que se inicia en diferentes focos al mismo tiempo es natural o que se ha causado por una negligencia o una simple accidente, está más que equivocado. En España se sufre la enfermedad de los bosques negros o calcinados y esta, es exclusivamente, debida a la codicia humana que puede estar detrás de la nueva Ley de Montes.

PUBLICIDAD
Los bosques negros ya son un paisaje bastante común tras los incendios forestales. ¿Influye la nueva Ley de Montes en que lo sea más? Imagen: Michelangelo-36
Los bosques negros ya son un paisaje bastante común tras los incendios forestales. ¿Influye la nueva Ley de Montes en que lo sean más?
Imagen: Michelangelo-36

¿Qué dice la nueva Ley de Montes?

Las leyes de montes, al igual que las de costas de las cuales este cangrejo hablará en otro momento, lo único que han hecho -reforma tras reforma- ha sido favorecer a aquellos que se benefician de los cambios de los usos del suelo. Y es que estas recalificaciones siempre han dado lugar a urbanizaciones y otras instalaciones derivadas del ladrillo. Es por eso que la mayor parte de los fuegos del 2015 fueron achacados a la nueva Ley de Montes aprobada en junio. ¿Qué la hace peor aún que las anteriores?

La Ley 21/2015, de 20 de julio, de Montes modifica principalmente 8 puntos de la Ley 43/2003, de 21 de noviembre. De estos 8 puntos, dos han sido los más polémicos. Como podrás suponer, han sido los relacionados con el cambio de usos del suelo y con la actividad de los agentes forestales. Bueno, me dejo de preámbulos y te explico los cambios:

  • A partir de ahora se clasifican los montes en 4 tipos, según su titularidad y su afección al interés general (su uso o cómo influyen en una zona).
  • Simplifica los procedimientos de ordenación y de gestión forestal sostenible y favorece la aplicación de estos a bosques de superficie más reducida.
  • Se definen las sociedades forestales. Se trata de la unión de varios titulares para la gestión y explotación de los bosques de forma conjunta.
  • Establece la elaboración de un Plan Nacional de Inspección, de manera que las Comunidades Autónomas deberán cooperar con él.
  • Bosque listo para recalificar por una razón imperiosa y sin que los agentes forestales puedan mover un dedo. Imagen: Abdecoral
    Bosque listo para recalificar por una razón imperiosa y sin que los agentes forestales puedan mover un dedo.
    Imagen: Abdecoral

    Las Comunidades Autónomas tendrán la capacidad de recalificar los usos del suelo de un terreno quemado antes de los 30 años cuándo ocurran razones imperiosas de interés público de primer orden (no se si quiero saber qué pinzas consideran razones imperiosas).

  • Regula la Red Nacional de Caminos Naturales.
  • La figura del agente o guarda forestal pasará a ser un mero vigilante y colaborador; dejando a la Guardia Civil la elaboración de atestados y denuncias.
  • Cambia el régimen sancionador. A partir de la aprobación de la Ley, las sanciones irán en función de la importancia del daño causado. Se introduce el factor de que la sanción será la mayor de la prescrita o el doble del valor del daño causado, añadiendo la obligación de reparar los daños.

¿Quién gana con los bosques negros?

La verdad es que no todas las modificaciones son tan terribles. El problema reside en la dedicada a la actividad de los agentes forestales, los cuales no podrán denunciar libremente determinadas actividades y comportamientos. Además, se favorece el cambio de uso del suelo, puesto que no se define cuáles son esas razones imperiosas.

El orden de los hechos un incendio cualquiera será: 1 Encontrar razón imperiosa para recalificar 2 Prenderle fuego al bosque 3 Recalificar. Imagen: Pasqua
El orden de los hechos un incendio cualquiera será:
1 Encontrar razón imperiosa para recalificar.
2 Prenderle fuego al bosque.
3 Recalificar.
Imagen: Pasqua

Quieren vivir de los incendios forestales…

Llámame cangrejo malpensado pero esto, querido humano, huele a especulación. La misma que ha sumido a España en el desastre. Parece que estos dos puntos de la nueva Ley de Montes han sido pensados por alguien que va a salir ganado mucho dinero por dejar que la enfermedad de los bosques negros se expanda imparablemente por toda España. Además, se sigue favoreciendo a parte de los culpables de la crisis económica que os está trayendo de cabeza a los humanos: el ladrillo nunca ha sido la solución a la crisis y menos si es a costa de nuestra biodiversidad. Parece ser que, para vuestros dirigentes y empresarios, jamás los bosques verdes tendrán más valor que los billetes verdes.

PUBLICIDAD

Deja un comentario