El uso de mamparas aislantes es habitual para evitar que el ruido del tráfico llegue a los hogares. Imagen: Alexas_Fotos

Contaminación acústica: 33 efectos poco conocidos

La contaminación acústica, al igual que la lumínica, puede a pasar bastante desapercibida. Quizá sea porque la mayor parte de los humanos vivís en núcleos urbanos sufriendo montones de ruidos a diario. Por supuesto, obviando que estar sometido a este tipo de contaminación tiene graves consecuencias, tanto para tu salud como para el medio ambiente. Es por ello que quiero que conozcas 33 efectos de los ruidos sobre los que poco se habla.

PUBLICIDAD

Ruidos y más ruidos

Antes de empezar… ¿Qué pinzas es, exactamente, la contaminación acústica? Es el ruido que puede alterar las condiciones ambientales normales de una zona. Para completar la definición queda aclarar qué es el ruido; según la legislación española, el ruido se define como aquel sonido no deseado, ya sea por que es desagradable, tiene un elevado volumen, etc.

Mis esbirros me han comentado que los ruidos de las obras en las ciudades es habitual y bastante desagradable. Imagen: torange
Mis esbirros me han comentado que los ruidos de las obras en las ciudades es habitual y bastante desagradable. Imagen: torange

La contaminación acústica se debe en su totalidad a las actividades humanas. Estas generan una gran variedad de ruidos que afectan a los seres vivos y a su entorno. La mayor parte de estos ruidos proceden de:

  • La actividad industrial.
  • El transporte, principalmente rodado.
  • La construcción. La obras son fuentes de ruido puntuales pero que generan niveles sonoros muy altos.
  • Hábitos sociales. El ocio nocturno, por ejemplo, causa bastantes problemas a los vecinos de zonas en las que hay locales como bares y discotecas.

¿Cómo afecta la contaminación acústica a los seres vivos?

El nivel sonoro que considera la OMS aceptable para llevar una vida normal está en torno a los 50 dB (decibelios, es la unidad de medida del nivel sonoro). Pero este nivel es fácilmente superable en cualquier ciudad del mundo debido a la actividad diaria.

El trafico rodado emite unos 85 dB, una aspiradora unos 70 dB, una aglomeración de gente (lo que viene siendo el centro de las ciudades) unos 60 dB, un martillo neumático de una obra está entre 100 y 120 dB y un avión ronda los 120 db.

Infografía de niveles de contaminación acústica

Tal y como ves, el ser humano está rodeado de ruidos y tanto él, como el resto de seres vivos que están sometidos a ellos, pueden sufrir todo tipo de consecuencias.

Efectos en el medio ambiente

  1. Altera el comportamiento de algunos animales llegando a cambiar hábitos alimenticios, épocas de migración y apareamiento etc. Por ejemplo: los murciélagos se vuelven incapaces de cazar, comunicarse e incluso tienen problemas en sus desplazamientos a causa de exceso de ruidos.
  2. Los cetáceos sufren desorientación y en algunos casos pueden llegar a morir a causa de la contaminación por ondas sonoras.
  3. Provoca problemas de fertilidad y reproducción. En algunas especies como en los caribúes se ha observado que provoca abortos espontáneos.
  4. En animales de granja reduce su productividad y calidad, esto ocurre principalmente con las vacas lecheras y las gallinas ponedoras.
  5. Los cambios de hábitos de insectos y aves afecta directamente a la reproducción de las plantas, ya que se encuentran sin sus mayores polinizadores y propagadores de semillas.

Efectos para la salud humana

Los tapones no solucionan los efectos medioambientales de la contaminación acústica, pero pueden evitar que un humano se quede sordo o se vuelva loco a causa del ruido. Imagen: Mattes
Los tapones no solucionan los efectos medioambientales de la contaminación acústica, pero pueden evitar que un humano se quede sordo o se vuelva loco a causa del ruido.
Imagen: Mattes

Los efectos del ruido para el ser humano se han estudiado con más detalle que los del medio ambiente y lo cierto es que algunos de estos efectos también los sufren los animales, especialmente los que tiene que ver con la salud física.

Los efectos sobre la salud no se reducen a la capacidad auditiva o al sistema nervioso, la contaminación acústica llega a influir hasta a las capacidades psicológicas de los seres humanos.

  • Provoca problemas auditivos:
    1. Fatiga auditiva.
    2. Tinnitus continuo (pitidos).
    3. Distorsión de los sonidos.
    4. Incapacidad de localizar la fuente del sonido
    5. Desplazamiento temporal del umbral de audición.
    6. Sordera total.
  • Perturbaciones del sueño.
    1. Insomnio.
    2. Alteraciones en las etapas y la profundidad del sueño.
    3. Despertares frecuentes.
    4. Disminución del tiempo total del sueño.
  • Efectos cardiovasculares.
    1. Aumento de la presión arterial.
    2. Aumento del riesgo de infarto.
    3. Taquicardias.
    4. Menor irrigación sanguínea.
    5. Aumento de glucosa, colesterol y triglicéridos en sangre.
  • Efectos gástricos.
    1. Disminución de la secreción gástrica.
    2. Colitis.
    3. Gastritis.
  • Efectos reproductivos.
    1. Alteraciones en la menstruación.
  • Problemas psicológicos.
    1. Estrés
    2. Falta de concentración.
    3. Irritabilidad y aumento de la agresividad.
    4. Depresión.
    5. Menor rendimiento.
    6. Efectos sobre la memoria.
    7. Perdida de deseo sexual.
  • Efectos en el sistema nervioso y endocrino.
    1. Alteraciones en la producción de hormonas.
    2. Alteraciones en los neurotransmisores.

¿Hay solución?

Como has comprobado, la lista de efectos ambientales y sobre la salud es larga y algunos de ellos dan miedo hasta a un cangrejo. Pero no todo es tan oscuro; existen formas de evitar o al menos de reducir la contaminación acústica o sus efectos.

La mejor solución es eliminar el origen de los ruidos, pero obviamente eso puede resultar casi imposible. Por lo tanto, lo ideal es reducir su cantidad mediante las mejoras tecnológicas o el aislamiento de las fuentes. Por ejemplo, el uso de algunos tipos de asfaltos o cubiertas para carreteras así como los neumáticos más silenciosos reducen el ruido del trafico rodado. Otra solución es la insonorización de hogares y lugares de trabajo (eficaz para la salud humana, ¿pero qué hay de la de los demás seres vivos?).

El uso de mamparas aislantes es habitual para evitar que el ruido del tráfico llegue a los hogares. Imagen: Alexas_Fotos
El uso de mamparas aislantes es habitual para evitar que el ruido del tráfico llegue a los hogares. Imagen: Alexas_Fotos

Problemas como el del ocio nocturno, como otros tantos, se solucionan con la educación de la población. En mi cangrejil cabeza no cabe que los humanos salgáis de fiesta y los vecinos de los bares tengan que sufrir las consecuencias. Pero lo mismo ocurre con aquellos que ponen la música en sus casas o coches a todo volumen o los que taladran paredes o pasan el aspirador a hora intempestivas (si, eso también es contaminación acústica).

Una correcta legislación también es un buen aliado en la lucha contra la contaminación acústica, pero el problema de ella es, como siempre, que los humanos tendéis a saltárosla a la torera. ¡Y eso que existe por vuestro propio bien! Quizá el día que tu especie empiece a entender que la contaminación acústica es un problema real y que puede conllevar efectos bastante desagradables tanto para el ser humano como el entorno podamos vernos libres de ruidos. ¡Hale! Ya tengo nueva tarea.

PUBLICIDAD

Un comentario en “Contaminación acústica: 33 efectos poco conocidos

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario