No todas las cucarachas son tan poco agraciadas como las que te encuentras en las ciudades. Imagen: Ltshears

¿Cómo sería un mundo sin cucarachas?

Son asquerosas. Les encanta la ponzoña y no hay quien acabe con ellas. Si existe un insecto odiado por una mayoría de seres humanos, esos son las cucarachas. Créeme que para el resto de animales también nos resulta un poco repelentes. Pero lo cierto es que son necesarios para la supervivencia del planeta y de vosotros, Homo sapiens. Así que si eres de los que has leído el título y has pensado “¡Por el Gran Cangrejo, sería un mundo ideal!“, estás en un grave error. Ahora te cuento el por qué.

PUBLICIDAD

Unos crían la fama…

Se estima que los antepasados del orden Blattodea, el de las cucarachas, caminaba por el planeta hace 300 millones de años. Vamos, que eran coetáneos de los dinosaurios. Por supuesto, desde entonces estos vomitivos artrópodos que han evolucionado. Tanto que en la actualidad hay descritas unas 4.500 especies de este orden, aunque se piensa que podría haber hasta 10.000.

No todas las cucarachas son tan poco agraciadas como las que te encuentras en las ciudades. Imagen: Trisha Shears
No todas las cucarachas son tan poco agraciadas como las que te encuentras en las ciudades. Imagen: Trisha Shears

Seguro que estarás espantado ante la idea de 10.000 especies de bichos negros asquerosos, algunos de ellos voladores. Pero la cosa no es así. La mayor parte de las especies habitan en bosques tropicales (les encanta el calor y la humedad) y pueden ser muy variadas y coloridas. ¡Incluso las hay que brillan en la oscuridad como las luciérnagas! Nada que ver con las que tenéis en vuestras ciudades.

Cucarachas y humanos

Lo cierto es que tan sólo son 20 especies de cucarachas que conviven con el ser humano y pueden causar molestias. De ellas, únicamente 2 son nativas de la Península Ibérica: la cucaracha negra o cucaracha común (Blatta orientalis) y la cucaracha rubia o alemana (Blattella germanica). Y ambas son necesarias para el cliclo de la vida.

A muchos humanos les dan asco por su aspecto y por su alimentación ya que, en general, comen materia en descomposición. Las especies que se han adaptado a coexistir con el Homo sapiens se ceban a basura y a cualquier alimento que haya en una despensa desprotegida. Sin embargo, no le hacen ascos a nada y pueden llegar a comer cuero, madera, pelo e incluso pasta de dientes. Si no tienen comida, no pasa nada. Pueden sobrevivir sin agua ni alimentos durante bastante tiempo.

La afición por la basura y las cosas en descomposición no es lo que más debería disgustarte de las cucarachas. La presencia de este insecto puede favorecer los ataques de asma y las alergias en humanos. Y la cosa no se queda ahí. Son un importante vector de enfermedades. En su cuerpo pueden portar unos 23 tipos de bacterias (no tienen por qué ir todas a la vez) que provocan enfermedades como la salmonelosis y la neumonía, 7 tipos de gusanos parásitos y algunos hongos del género Aspergillus. Supongo que por eso le tenéis miedo instintivo y es tan importante su control en ciudades.

Como te imaginarás, un bicho que ha sobrevivido a la extinción masiva de los dinosaurios, es portador de enfermedades y que, según dicen, puede sobrevivir a una catástrofe nuclear no parece ser precisamente bueno.

¿Un planeta sin cucarachas sería un planeta ideal?

Lo primero que quiero aclarar es eso de las cucarachas y su inmunidad a la radiactividad, es mentira. Los estudios hechos con este artrópodo han demostrado que soportan dosis de radiación mas altas que la mayor parte de los seres vivos sin sufrir efectos graves, no que sean inmunes. Lo que quiere decir que en caso de catástrofe nuclear acabarán estirando la pata como todos los demás.

La resistencia de las cucarachas a la radiación es una leyenda urbana. Imagen: J. Maughn
La resistencia de las cucarachas a la radiación es una leyenda urbana. Imagen: J. Maughn

Lo segundo que quiero decir es que los humanos sois mucho más peligrosos que las cucarachas. Matáis por placer, destrozáis vuestro hogar y, sorpréndete, también sois vectores de enfermedades. Pero no veo manifestaciones masivas de seres vivos pidiendo vuestra extinción.

Aclarado esto, vamos a lo que importa. Como he dicho miles de veces, los ecosistemas son complejos y se encuentran en un equilibrio delicado. La desaparición de algún elemento del sistema puede estropearlo todo. Y las cucarachas son uno de esos elementos, así que de planeta ideal nada de nada.

¿Por qué son necesarias la cucarachas?

  • Las cucarachas están incluidas en la dieta de muchos animales: ciempiés, escorpiones, lagartijas, lagartos, ratas, ratones y multitud de aves. Su desaparición no implicaría la extinción de estos seres vivos, pero sí una disminución en sus poblaciones que afectaría al resto de la cadena trófica.
  • Forman parte de los descomponedores de los ecosistemas. Al alimentarse de materia orgánica muerta (plantas y otros animales), permite la eliminación de la misma.
  • Son una parte muy importante del ciclo del nitrógeno (elemento que recuerdo es necesario para las plantas). Los excrementos de las cucarachas contienen altas cantidades de compuestos nitrogenados; de esta forma el elemento pasa de la materia orgánica de la que se alimentan al suelo, tras pasar por su aparato digestivo. Así puede ser absorbido de nuevo por los vegetales.

Las cucarachas que habitan en núcleos urbanos tienen exactamente las mismas funciones que las que hay en otros hábitats. Obviamente hay que evitar tenerlas campando a sus anchas por casa, almacenes, bares, etc. y controlar su población, debido a las enfermedades que pueden causar. Además, hay que evitar la propagación de especies invasoras (como la americana, Periplaneta americana, en España).

Pero su desaparición total puede traer más problemas de los que genera a los humanos. Dejarían de limpiar los ecosistemas y de suministrar a los suelos un elemento imprescindible para la vida. Vida que necesitáis para alimentaros. Así que nadie quiere un mundo sin cucarachas.

PUBLICIDAD

Un comentario en “¿Cómo sería un mundo sin cucarachas?

Deja un comentario