Me sorprende el cartel de "No Smoking" ¿hay humanos tan idiotas cómo para fumar en un petrolero? Imagen: Douanes françaises

Prestige, vertidos de fuel y daños ambientales

Supongo que habrás oído algo acerca del pesquero ruso hundido cerca de costas canarias. Ese del que aseguraban que no había peligro de fugas de fuel, pero que a los pocos días empezó a soltar plastas flotantes que llegaron a la superficie del mar y las costas de las islas.

PUBLICIDAD
El pesquero Oleg Naydenov (los rusos y sus nombres...) es la amenaza que se cierne sobre las Canarias. Imagen: SAR, Ejercito del Aire
El pesquero Oleg Naydenov (los rusos y sus nombres…) es la amenaza que se cierne sobre las Canarias.
Imagen: SAR, Ejercito del Aire

Es alarmante, sobre todo teniendo en cuenta que hace apenas un año la playa de El Carbón (Gran Canaria) recibió un regalito negro y pringoso, supuestamente procedente de la limpieza de un barco. Cosas como éstas hacen que este cangrejo pierda la fe en el ser humano.

El Prestige

Muchos, incluido yo, al oír la noticia nos echamos a temblar recordando lo ocurrido con el Prestige en 2002. ¡Como para olvidar aquello! Aún así os recuerdo la historia.

El Prestige era un petrolero que hacía la ruta San Petersburgo – Singapur cargado con casi 77.000 toneladas de fuel-oleo. Nuestro “pequeño” barco sufrió un accidente durante una tormenta frente a la Costa da Morte y, tras varias maniobras para alejarlo de costas gallegas (no muy acertadas), el barco se partió en dos el 19 de noviembre hundiéndose finalmente (eso sí, sin Leonardo DiCaprio).

Me sorprende el cartel de "No Smoking" ¿hay humanos tan idiotas cómo para fumar en un petrolero? Imagen: Douanes françaises
Me sorprende el cartel de “No Smoking” ¿hay humanos tan idiotas como para fumar en un petrolero?
Imagen: Douanes françaises

En su camino lejos de la costa el buque fue dejando unos “hilillos de plastilina”, pero lo peor vino con el hundimiento y la posterior marea negra. Se derramaron unas 63.000 toneladas de fuel afectando a 2.000 km de costas, con Galicia como mayor perjudicada.

Las imágenes de playas y animales embadurnados del pringue negro aún me dan escalofríos; porque he de recordar que nos encontrábamos ante el mayor desastre ambiental de nuestro país en el siglo XXI.

No se qué me da más esta foto del desastre del Prestige, si pena o rabia... Imagen: Marine Photobank
No sé qué me da más esta foto del desastre del Prestige, si pena o rabia…
Imagen: Marine Photobank

La biodiversidad de toda la zona afectada se fue al traste (está costando millones y aún falta mucho tiempo para recuperarla) y el medio de vida de muchos gallegos (pescadores, mariscadores, etc.) por el desagüe se fue. Y todo gracias a la suma de diversos factores, entre ellos: un capitán de barco que nadie sabe qué cuernos estaba haciendo y una administración española que dejaba bastante que desear a todos los niveles.

Por “fortuna”, en medio de esa vorágine de manchas negras y políticos ineptos, pude ver que hay muchos humanos que sois buena gente, recuperando así la fe en vosotros. Voluntarios de todo el mundo acudieron a la Costa da Morte para echar una mano en lo que pudiesen y poco después se formó la plataforma Nunca Máis.

Menos mal que la mayoría de los humanos no os parecéis a vuestros líderes. Así lo demostraron los voluntarios en la Costa da Morte. Imagen: Stéphane M. Grueso
Menos mal que la mayoría de los humanos no os parecéis a vuestros líderes. Así lo demostraron los voluntarios en la Costa da Morte.
Imagen: Stéphane M. Grueso

Daños ambientales

En su momento se dijo que las repercusiones del Prestige en la vida marina se verían hasta 10 años después. Ya os digo yo, que a fecha de 2015 aún se siguen viendo aunque no salgan en la tele.

¿Pero qué daños ambientales trae consigo un vertido de este tipo?

  • Los compuestos aromáticos que forman parte de los hidrocarburos son altamente tóxicos, pudiendo tener efectos cancerígenos y mutagénicos. Vamos, que lo tienen todo y todo malo.
Si te encuentras a uno de estos peces mutantes guiñándote sus ojitos, es que estás cerca de un vertido de fuel.
Si te encuentras a uno de estos peces mutantes guiñándote sus ojitos, es que estás cerca de un vertido de fuel.
  • Los anteriores compuestos son acumulativos: afectan en primera instancia al plancton, huevos y alevines. Siendo esta la base alimenticia de muchos seres vivos, a medida que subimos en la cadena trófica el efecto tóxico se acumula en los tejidos produciendo un envenenamiento progresivo.
  • Las manchas en el agua reducen la oxigenación y la penetración de la luz en el área afectada, lo que reduce a mínimos las algas y el plancton de la zona.
  • Los animales pueden morir por ingesta directa del fuel o bien por la imposibilidad de poder alimentarse debido a estar recubiertos de la plastilina negra que les incapacita para moverse, especialmente a las aves.

Las soluciones para estos daños son costosas y complicadas. La primera y más importante es, obviamente, la limpieza de las zonas afectadas, incluidas las que no están a la vista de todos, y el sellado inmediato de lo que produzca los vertidos.

Imagen: Jeff Mikels
Imagen: Jeff Mikels

Otros casos de vertidos

Si piensas que el Prestige ha sido el único caso importante y que los españoles son los únicos chapuceros en cuestión de gestión política de estas catástrofes, te equivocas. Aquí te dejo algunas de las más gordas:

  • El Torrey Canyon naufragó en 1967 en la costa de Cornualles (Reino Unido) vertiendo 121.000 toneladas de fuel, 1,92 veces el Prestige.
  • El Sea Star dejó 115.000 toneladas (1,82 veces el Prestige) en el Golfo de Omán en 1972.
  • El Urquiola vertió 100.000 toneladas (1,58 veces el Prestige) también en costas gallegas en el 76.
  • El Castillo de Bellver en 1983 dejó un regalito de 252.000 toneladas (¡¡4 veces más que el Prestige!!) en la Bahia de Saldanha (Sudafrica).
  • El Exxon Valdez en 1989, también muy conocido por la que se lió en Alaska, perdió 37.000 toneladas de hidrocarburos. Aunque fue poco más de la mitad del Prestige los americanos tampoco supieron gestionarla.

Y la lista sigue, por no incluir lo que se tiró al mar en la guerra del Golfo (son números espeluznantes) y los accidentes con las plataformas petrolíferas.

Solo espero que estos “accidentes” ocurran cada vez con menos frecuencia y que, si siguen pasando, al menos las administraciones estén más despiertas a la hora de actuar.

PUBLICIDAD

3 comentarios en “Prestige, vertidos de fuel y daños ambientales

Deja un comentario