Puede parecer el Desierto de Colorado o similares, pero este paisaje pertenece a la Bárdenas Reales en Navarra. Imagen: Bruno Barral

La expansión del desierto en España

Hoy es el Día Mundial Contra la Desertificación, una celebración que cobra mayor importancia en 2015, ya que nos encontramos en el Año Internacional de los Suelos.

PUBLICIDAD

Ante el aumento de las sequías y el avance de los desiertos, la ONU quiere que los humanos os concienciéis de la necesidad de conservar los suelos. Por ello su lema este año es: “El que algo quiere, algo le cuesta. Invirtamos en suelos sanos“.

Desertización y desertificación

¿Por qué la ONU habla de desertificación y no de desertización? Pues muy sencillo, porque son dos procesos diferentes:

  • La desertización es el proceso natural de formación de los desiertos, sin ningún tipo de intervención humana. Como ejemplo claro tenemos el Sáhara, el cual ha pasado gradualmente de sabana a desierto en un periodo bastante amplio de tiempo.
  • La desertificación es un proceso de origen antrópico (vamos, que lo causáis los humanos), por el cual el suelo fértil se degrada, perdiendo su potencial productivo.

Cada vez más desierto en España

Este mapa muestra el riesgo de desertificación en España. Al parecer como siga así vamos a comer todos arena... Imagen: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente
Este mapa muestra el riesgo de desertificación en España. Al parecer como siga así vamos a comer todos arena…
Imagen: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Aunque pueda sonar exagerado, las áreas desérticas aumentan cada vez más en España. Lo que resulta bastante preocupante, ya que, a pesar de que la mayor parte de los desiertos contienen biodiversidad, la desertificación implica una pérdida muy importante de la misma.

Causas de la desertificación

La verdad es que tanto el proceso natural de formación de desiertos como la desertificación tienen algunas causas en común. Pero obviamente, en el momento que los seres humanos metéis mano las cosas cambian.

La degradación de los Monegros es preocupante y se debe a impactos producidos por la actividad humana, como es el festival que se ha estado realizando durante 20 años en esta zona. Imagen: Smoobs
La degradación de los Monegros es preocupante y se debe a impactos producidos por la actividad humana, como es el festival que se ha estado realizando durante 20 años en esta zona.
Imagen: Smoobs

Las principales causas son:

  • El clima semiárido de extensas zonas de nuestro país, las sequías estacionales y la irregularidad en las lluvias. Tenemos desde trombas como las de las gotas frías hasta pasar meses y meses sin caer una gota de agua.
  • Relieve muy desigual, lo que favorece la aparición de paisajes muy diversificados.
  • La abundancia de suelos pobres con bastante tendencia a ser erosionados.
  • Los incendios forestales, que hacen desaparecer la cubierta vegetal necesaria para mantener los suelos.
  • El abandono de tierras de labor tradicionales, lo que favorece el deterioro del suelo y de las estructuras de conservación del agua.
  • La sobreexplotación de los recursos hídricos.
  • La contaminación química y salinización de acuíferos.
  • La presión que se ejerce en los recursos naturales litorales a causa del crecimiento urbano irregular y mal gestionado, las actividades industriales y el turismo.
  • La agricultura intensiva de regadío y el sobrepastoreo.

¿España tiene realmente algún desierto?

Puede parecer el Desierto de Colorado o similares, pero este paisaje pertenece a la Bárdenas Reales en Navarra. Imagen: Bruno Barral
Puede parecer el Desierto de Colorado o similares, pero este paisaje pertenece a las Bárdenas Reales en Navarra.
Imagen: Bruno Barral

Si piensas en un desierto como el Sáhara, Atacama o Gobi, obviamente no contamos con algo parecido. Pero esos no son los únicos que hay: de hecho el Ártico puede considerarse también como uno (frío, pero al fin y al cabo desierto).

Los desiertos se clasifican en función de su temperatura, pluviosidad anual, humedad ambiental y otros factores como la composición del suelo o la cubierta vegetal. Por regla general, las lluvias no suelen superar los 500 milímetros anuales (para terrenos áridos el máximo se considera 250 milímetros y terrenos semiáridos 500 milímetros).

En nuestro país estos son algunos de los que se consideran desiertos:

  • Tabernas, en Álmeria. Es mítico ya que en los 60 Sergio Leone y compañía aprovecharon este desierto para rodar múltiples películas, ahorrándose así los decorados y los matojos rodantes.
A Clint Eastwood le resulta más que familiar el desierto de Tabernas. Allí rodó con Sergio Leone la Trilogía del Dólar. Imagen: movie studio
A Clint Eastwood le resulta más que familiar el desierto de Tabernas: allí rodó con Sergio Leone la Trilogía del Dólar.
Imagen: movie studio
  • Gorafe en Granada. Este desierto poco conocido se encuentra en la inmediaciones del Parque Natural de la Sierra de Baza.
  • Las Bárdena Reales en Navarra. Se trata de un Parque Natural, declarado reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 2000.
  • Monegros en Aragón. Es quizá, junto con Tabernas, el desierto más conocido de España. Se trata de un ecosistema único en Europa el cual se está pidiendo, con un manifiesto que de momento no parece tener mucho impacto,  que sea conservado.
  • Jandía en Canarias. Este desierto, considerado Parque Natural, fue utilizado por Rydley Scott para simular el Sinaí en “Exodus” (otros que se ahorraron los decorados).

Puede parecerte genial que tengamos desiertos que atraigan a Hollywood, pero no es tan bunea idea si estos van ganado terreno a pasos agigantados a causa de la actividad humana. Así que ya sabes, ayuda a cuidar los suelos.

PUBLICIDAD

Deja un comentario