¿Hay que recuperar el lince ibérico?

A veces me sorprende la absurda capacidad del ser humano a la hora de hacer cosas que no sirven para nada, como la recuperación del lince ibérico; especie española en conocido peligro de extinción. Aunque no es más que otro ejemplo de cosas que los humanos tratáis de recuperar tras haberlas destrozado, su excesiva repercusión es algo que me hierve la sangre. ¿Para qué esforzarse por algo así?

PUBLICIDAD
Este lince parece observar cómo el futuro el futuro de la especie se va por el desagüe. Imagen procedente: LINXEXITU
Este lince parece observar cómo el futuro de la especie se va por el desagüe.
Imagen procedente: LINXEXITU

Se está invirtiendo un tiempo y un dinero considerable en proyectos de recuperación que se ven truncados con cada atropello, envenenamiento y disparo. Pero no sólo eso, la naturaleza también está en su contra. La desaparición del bosque mediterráneo -su hábitat natural-, la disminución de la población de conejos en los últimos años a causa de la hemorragia viral del conejo, la poca variabilidad genética y el envejecimiento de las poblaciones están jugando un papel primordial en la desaparición de este lindo gatito.

La importancia del lince ibérico

A partir de la primera Cumbre de Río, los humanos habéis creado la necesidad de conservar la biodiversidad por razones científicas, culturales e incluso sociales. Pero a parte de vuestras razones éticas y morales, ¿a qué se debe la importancia de la conservación de este felino?

Bueno, nos encontramos ante un predador, la cúspide de la cadena trófica. Por regla general si tocas cualquier elemento de la cadena esta se va a freír espárragos, pero con el caso de los extremos de la misma tiende a ser más obvio.

¿Has pensado cómo se regulaban de manera natural determinadas plagas como las de conejos o topillos? El lince es ese regulador; sin este predador presente las poblaciones de conejos, principalmente, se verían descontroladas (suponiendo que no se hubiese disparado la enfermedad que los afecta actualmente) arrasando cultivos; cosa que ha estado ocurriendo en los últimos años con las poblaciones de topillos, que si bien no son el principal alimento de estos felinos siempre son un buen tentempié.

¿Funcionan los programas de recuperación del lince ibérico?

El lince ibérico (Lynx pardinus) es, según la UICN, la especie de felino más amenazada del mundo. En los últimos 20 años de siglo XX su población disminuyó la barbaridad de un 90%, llegando a quedar menos de 200 ejemplares, reducidos a poblaciones aisladas.

La conservación de su hábitat es primordial para su recuperación. Imagen procedente: LINXEXSITU
La conservación de su hábitat es primordial para su recuperación.
Imagen procedente: LINXEXSITU

Según el último censo español hay unos 320 ejemplares, tanto en estado silvestre como en cautividad, repartidos entre 4 poblaciones estables y otras dos de reciente reintroducción:

  • Una en Doñana y su entorno.
  • Tres repartidas en Sierra Morena: Andújar-Cardeña (Jaén-Córdoba), Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén), estas dos últimas creadas en los últimos años con animales procedentes de las otras poblaciones y de la cría en cautividad.
  • Se trata de establecer otra población el los Montes de Toledo tras la liberación de varios ejemplares desde 2014, que han sido vistos recientemente en la Comunidad de Madrid.
  • En el Algarve portugués también se trata de establecer otra población, para ello en 2009 España cedió varios ejemplares de su centro de cría en Sierra Morena.
  • Se estudia, a largo plazo, el establecimiento de otra población en la región de Murcia; de momento se están llevando a cabo acciones preparatorias para su reitroducción incluidas en los proyectos Life.

Proyecto Life

El primer proyecto Life para la conservación del lince ibérico se inició en 1994 a este le ha seguido otros tres, incluyendo el actual:

  • “Actuaciones para la conservación del Lince ibérico” 1994-1999.
  • “Recuperación de las poblaciones de Lince ibérico en Andalucía” 2002-2006.
  • “Conservación y reintroducción del lince ibérico en Andalucía” 2006-2011.
  • Life+IBERLINCE “Recuperación de la distribución histórica del Lince ibérico en España y Portugal” 2011-2016
Parece que la recuperación del lince ibérico va a paso lento. Pero va. Imagen: Foto Ministerio de Medio Ambiente/Junta de Andalucía
Parece que la recuperación del lince ibérico va a paso lento. Pero va.
Imagen: Foto Ministerio de Medio Ambiente/Junta de Andalucía

El programa se inició en 2002 con 92 ejemplares, podía decirse que estos preciosos gatos estaba al borde del precipicio. Los datos del último censo indican la mejoría de la situación de la especie, pero aún están lejos de la zona de seguridad.

Programa de conservación ex-situ del lince ibérico

Este programa se enmarca dentro de los proyectos Life.

En el pasado mes de marzo se celebraron los 10 años del nacimiento de la primera camada en cautividad. En la temporada de cría de este año hay 27 parejas reproductoras repartidas en distintos centros de cría, el Zoobotanico de Jerez entre ellos. Y se espera superar los 23 cachorros supervivientes del 2014.

Este pequeño tan adorable es una de las 23 crías del 2014. Imagen perteneciente: LYNXEXITU
Este pequeño tan adorable es una de las 23 crías del 2014.
Imagen perteneciente: LYNXEXITU

El centro de El Acebuche es uno de los centros de cría de más relevancia, tal es así que hasta tiene su propio “Gran Hermano” en el que puedes ver los linces que hay en el centro y sus camadas las 24 horas del día.

La viabilidad de la recuperación

Los pasos de estos programas de recuperación parecen lentos pero seguros. En 2016 se espera que la especie haya pasado de la clasificación de en peligro crítico (CR) a en peligro (EN), lo cual supone un grandísmo avance.

Pero tener varias poblaciones de linces en un ambiente hostil y que se sigue degradando no es práctico y supone hacer un gran esfuerzo tanto a nivel económico como social. Por lo tanto, como cangrejo en peligro de extinción, no dudo para nada de que sí hay que preservar y reintrouducir el lince ibérico en aquellos lugares en los que ya no está. Pero velando también por cuidar sus hogares, ya que sin ellos estarán condenados a volver a morir. En ese caso, desde luego que todo este trabajo caerá en saco roto.

PUBLICIDAD