Eslizón tomando el sol en la isla de Congreso, Chafarinas. Imagen: Pacolopeh

El eslizón de Orán, un desconocido en peligro

Tras irme de viaje a los polos la semana pasada, he decidido pasarme por tierras más cálidas al norte de África. Esta semana os hablo de un reptil un tanto peculiar, el eslizón de Orán o Chalcides mauritanicus.

PUBLICIDAD

¿Es una culebra? ¿Es una lagartija gorda? No, ¡es un eslizón!

Eslizón tomando el sol en  la isla de Congreso, Chafarinas. Imagen: Pacolopeh
Eslizón tomando el sol en la isla de Congreso, Chafarinas.
Imagen: Pacolopeh

Este extraño animal, mezcla al 80% de culebra y 20% de lagartija, se encuentra en España en la zona de La Hípica en Melilla (aunque no esté en la península también tienen derecho a ser defendidos) y recientemente (para ser concretos, en abril de 2014) se encontró una población de eslizón en las islas Chafarinas. Tengo que destacar que su rango de distribución a nivel mundial va poco más allá de la franja costera comprendida entre Melilla y Argelia (vamos, que es un endemismo raro y escaso).

Los eslizones son lagartos de la familia Scincidae (lo sé, a mi también me suena a chino, pero habrá que saber de dónde viene esa mezcla tan… peculiar). Tiene el cuerpo alargado, mide de media 6.6 cm, y sus extremidades son muy pequeñas, con solo dos dedos en cada una de ellas.

Vive en áreas semidesérticas o terrenos arenosos, principalmente entre dunas donde les gusta excavar ya que son animales semisubterráneos (no me extraña que se metan bajo tierra con lo que pega el sol en esa zona en verano), aunque parece que también se puede encontrar eslizones en plantaciones de eucaliptos, acacias y pinos.

Mapa de distribución del eslizón de Orán.
Mapa de distribución del eslizón de Orán. Foto: Wikipedia.es

A decir verdad, no se conoce mucho acerca de este reptil. Son animales carnívoros, se alimentan principalmente de insectos, como saltamontes. Se piensa que las hembras incuban los huevos en su interior, de manera que ‘dan a luz’ eslizones en estado juvenil (¡qué gusto, ya les salen criados!).

Los eslizones jóvenes, característicos por su cola rojiza, pueden verse entre julio y agosto.

El turismo, principal amenaza del eslizón de Orán.

Catalogada en peligro por la UICN, según la misma se considera casi extinto en España, aunque esto podría cambiar tras el descubrimiento y posterior estudio de la colonia de las Chafarinas.

Eslizón de Orán al detalle.  Con sus pequeñas patas pegadas al cuerpo podría pasar por una culebra. Imagen: Paco Lopez
Eslizón de Orán al detalle. Con sus pequeñas patas pegadas al cuerpo podría pasar por una culebra.
Imagen: Paco Lopez

Las amenazas son debidas a la actividad humana (cómo no…):

  • Fragmentación de hábitats.
  • Destrucción de ecosistemas.

Ambas están causadas principalmente por el turismo y la construcción a nivel de costa (vamos, lo que viene siendo un exceso de apartamentos en la playa y hoteles para vacaciones). Aunque según la UICN las maniobras y construcciones militares en la zona también los perjudican (supongo entonces que los eslizones de Orán serán pacifistas, haz el amor y no la guerra).

Actualmente no existe ningún plan de protección de la especie, pero algunas poblaciones de eslizón del norte de África están incluidas en áreas protegidas, como también lo están los eslizones de Chafarinas. En España están incluidas en el “Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España”.

PUBLICIDAD

Deja un comentario