Esta es una joven águila imperial ibérica en pleno vuelo. Cuidado si eres un conejo despistado. Imagen: Juan lacruz

El águila imperial ibérica y su imperio perdido

El águila imperial ibérica (Aquila adalberti), considerada una de las 10 grandes águilas del mundo, también es una de las aves rapaces más amenazadas. Hoy te hablo de este pájaro de la realeza cuyo imperio se halla en peligro.

PUBLICIDAD

El lento resurgir del águila imperial ibérica

Es una de las aves más representativas de nuestro país, hasta el punto de que los Reyes Católicos la pusieron en su escudo (y tras ellos, muchos más) pero eso no la ha salvado de estar al borde de la extinción. En 1967 se calculó que quedaban unas 50 parejas únicamente en España, cuando antes se extendían por Portugal y el norte de África. Actualmente se las puede encontrar sólo en el Sistema Central, Extremadura, Montes de Toledo, Tierra de Barros, Sierra Morena, Doñana y las marismas del Guadalquivir.

Esta es una joven águila imperial ibérica en pleno vuelo. Cuidado si eres un conejo despistado. Imagen: Juan lacruz
Esta es una joven águila imperial ibérica en pleno vuelo. Cuidado si eres un conejo despistado.
Imagen: Juan lacruz

Gracias a los proyectos que se han llevado a cabo y algunos que aún están en marcha, como “Alzando el Vuelo” de la SEO BirdLife, a principios  de esta década el número de parejas había aumentado hasta llegar casi a las 300; todas ellas nidificantes en nuestro territorio. Pero no se puede cantar victoria aún, ya que esta rapaz endémica de la Península Ibérica sigue clasificada como vulnerable por la UICN y los peligros para la especie acechan hasta detrás de las piedras.

Estas aves pasan tanto tiempo con su pareja que hasta cazan juntas. Imagen: MAGRAMA
Estas aves pasan tanto tiempo con su pareja que hasta cazan juntas.
Imagen: MAGRAMA

Seguramente te parecerá sorprendente, pero la mayoría de las muertes de águila imperial ibérica se deben a cebos y presas envenenados (existe mucho humano descerebrado suelto por el mundo), seguido de cerca por la electrocución de ejemplares jóvenes con tendidos eléctricos (es lo que tiene ir mirando a las hembras, que no ves lo que tienes delante). Aunque también debe tenerse en cuenta la deforestación y la fragmentación de su hábitat, que hacen más complicada su conservación.

Grandes cazadoras

El águila imperial ibérica es un habitante característico del monte Mediterráneo. Les encanta hacer sus hogares en árboles de buen porte como encinas, alcornoques o pinos que además tengan buena visibilidad. Pero lo más curioso es que pueden tener varios nidos dentro de su territorio; así, cuando se aburren de las vistas y sus polluelos se han ido de casa, pueden mudarse.

Son monógamas: se emparejan entre los 3 y los 5 años para toda la vida, lo que viene siendo unos 20 años en estado salvaje. Sus puestas, que no son anuales, suelen ser de 4 huevos y normalmente sobreviven tres aguiluchos que ven la luz del mundo entre abril y mayo.

https://www.youtube.com/watch?v=y92YJCEV7nI

Como he comentado al inicio, el águila imperial ibérica es una de las rapaces más grandes del mundo: la envergadura de sus alas puede sobrepasar los 2 metros en las hembras, que son más grandes que los machos. Pero tanto su tamaño como su peso (3 kilos los machos y 3,5 las hembras) no impiden que sean unas magníficas cazadoras ni que sus vuelos merezcan ser observados (en el caso de que seas una de sus presas -conejos, liebres, culebras, lagartos, etc.- no te recomiendo que te quedes mirando). Tanto es así que Félix Rodríguez de la Fuente las grabó en diversas ocasiones; una de ellas la del vídeo anterior.

Sólo cabe esperar que este verdadero tesoro, como llamó Félix a este águila, pueda mantener su imperio e incluso recuperar su extensión anterior.

PUBLICIDAD

Un comentario en “El águila imperial ibérica y su imperio perdido

Deja un comentario