La Lophelia pertusa es uno de los corales que más destacan en este arrecife. Imagen: NOAA Ocean Explorer

Corales marinos y los arrecifes españoles

Seguro que cuando te hablan de corales marinos piensas en aguas caribeñas o australianas y ni se te pasa por la cabeza que en nuestros mares también hay corales. Hoy te hablo de estos extraños y espectaculares seres.

PUBLICIDAD

Animales que no lo parecen

Los corales pertenecen al género Cnidaria, donde también se encuentran pólipos y medusas, dentro del reino animal. Viven en colonias y algunos pueden generar espectaculares estructuras calcáreas. Se alimentan gracias a unas algas unicélulares (zooxantelas) que habitan en el tejido del coral, aunque también pueden filtrar plancton e incluso capturar pequeños peces con sus tentáculos con células urticantes. Viven en aguas poco profundas (por eso de que la zooxantela fotosintetiza) y limpias.

Los corales marinos pueden tener multitud de colores y formas, lo que hace de los arrecifes unos paisajes espectaculares. Imagen: PublicDomainImages
Los corales marinos pueden tener multitud de colores y formas, lo que hace de los arrecifes unos paisajes espectaculares.
Imagen: PublicDomainImages

Las grandes estructuras calcáreas se forman cuando el animal muere, al conservarse su exoesqueleto  junto con los del resto de la colonia. De esta manera se forman las barreras de corales marinos, que son el hogar de multitud de peces y otros seres que encuentran en ellas protección y alimento; por ello es tan importante conservarlos.

Arrecifes de coral en aguas españolas

Nuestro país es un Hot Spot (punto caliente de biodiversidad) por una buena razón; a parte de tener una gran diversidad en tierra firme, también la tiene bajo el agua. Algunos de los arrecifes de corales marinos de los que te voy a hablar están incluidos en Áreas Marinas Protegidas de España e incluso se está desarrollando algún Proyecto LIFE para su protección.

El banco de Galicia, corales de aguas frías

Se trata de una montaña submarina con una diversidad impresionante. Los corales que habitan aquí demuestran que no sólo no necesitan aguas cálidas para vivir, sino que se encuentran de maravilla en las frías aguas del Atlántico.

La gorgonia blanca (Eunicella verrucosa) es una especie de coral que se da en aguas del Átlantico. Está clasificada cómo vulnerable por la UICN. Imagen: EUO © OCEANA Enrique Talledo
La gorgonia blanca (Eunicella verrucosa) es una especie de coral que se da en aguas del Atlántico. Está clasificada como vulnerable por la UICN. Imagen: EUO © OCEANA Enrique Talledo

Se han identificado más de 100 especies de corales marinos en sus fondos, tanto comunitarios como solitarios, calcáreos y blandos. Una inmensa variedad.

Canal de Menorca

En 2011 se descubrió aquí una nueva especie de coral blando, el Nidalia indemares, bautizado así porque fue descubierto por científicos del CSIC durante sus investigaciones para el proyecto LIFE+INDEMARES. Este descubrimiento muestra el buen estado de conservación de ese área marina.

Como me gusta eso de que descubran nuevas especies. Imagen: JAGO/IMC-CSIC
Cómo me gusta eso de que descubran nuevas especies.
Imagen: © JAGO/IMC-CSIC

El canal, aparte de una importante pradera de posidonia, posee también una gran diversidad de corales marinos: se han registrado en torno a las 1.600 especies.

Montañas submarinas del mar de Alborán

Sí, como Pablo, sólo que ni las montañas ni los corales cantan. Se encuentra en tránsito entre el Atlántico y el Mediterráneo, con actividad sísmica y volcánica. Esto hace del mar de Alborán un lugar único con una alta diversidad, no sólo de corales marinos, sino también cetáceos, crustáceos, etc.

Así visto de cerca el Astroides calycularis parece peludito y achuchable. Imagen: Tsui
Así visto de cerca, el Astroides calycularis parece peludito y achuchable.
Imagen: Tsui

Una de las especies de corales que habitan aquí es el coral anaranjado (Astroides calycularis), que actualmente se encuentra en recesión en toda el área mediterránea.

Frente de Doñana, el arrecife artificial

El Madrepora oculata es un coral calcáreo que hace del frente de Doñana un paisaje submarino blanco. Imagen:  NOAA's National Ocean Service
El Madrepora oculata es un coral calcáreo que hace del frente de Doñana un paisaje submarino blanco.
Imagen:
NOAA’s National Ocean Service

Doñana no sólo tiene linces: frente a la desembocadura del Guadalquivir existe un arrecife artificial, construido para la conservación de este área marina (aunque no sé hasta qué punto poner un arrecife porque sí es bueno…).

El Cachucho y sus corales marinos solitarios

Este ser fosforito es un Caryophyllia smithii, un coral solitario que habita en el Cachucho. Imagen: James Lynott
Este ser fosforito es un Caryophyllia smithii, un coral solitario que habita en el Cachucho.
Imagen: James Lynott

Conocido también como el banco del Danés y situado en la costa asturiana, es una zona de alta importancia pesquera y alto interés ecológico. Al igual que en el banco de Galicia, se puede encontrar Lophelia pertusa, aunque lo más llamativo es la variedad de corales solitarios (les gusta ir de marginados por la vida o no soportan tener vecinos XD).

El Mar de Gran Canaria

La Lophelia pertusa es uno de los corales que más destacan en este arrecife. Imagen: NOAA Ocean Explorer
La Lophelia pertusa es uno de los corales que más destacan en este arrecife.
Imagen: NOAA Ocean Explorer

Las Canarias son el paraíso tropical de España, y como tal en su paisaje marino se incluyen los corales. La Lophelia pertusa y la Madrepora oculata son dos de sus especies más insignes (que al parecer están presentes en todas las aguas nacionales).

El banco de Concepción

Esta gorgonia es una de las especies descubiertas recientemente en el banco de la Concepción. Imagen: Kelvin Hirez
Esta gorgonia es una de las especies descubiertas recientemente en el banco de la Concepción.
Imagen: Kelvin Hirez NOAA Ocean Explorer

De nuevo en Canarias, los arrecifes coralinos de Lanzarote poseen un gran diversidad, tanto de corales marinos como de esponjas. Destaca la gorgonia parásita (un coral blando), Candidella imbricata.

Todos estos arrecifes, casi todos incluidos en el proyecto LIFE+INDEMARES para su estudio y protección, son más modestos que la Gran Barrera de Coral de Australia, pero no tienen nada que envidiarle en biodiversidad y belleza.

PUBLICIDAD

Deja un comentario