Estas impresionantes vistas del valle de Ordesa me dan ganas de dejar mi hibernación para otro momento e irme a visitar el Parque Nacional. Imagen: Jsanchezes

Conociendo el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Hace ya algún tiempo traté el tema de los Parques Nacionales y otras figuras de protección de la naturaleza. Hoy he decidido hablarte de uno de esos Parques que debe estar en la lista de cosas que debes ver al menos una vez en la vida, y si es posible en otoño: el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
Estas impresionantes vistas del valle de Ordesa me dan ganas de dejar mi hibernación para otro momento e irme a visitar el Parque Nacional. Imagen: Jsanchezes
Estas impresionantes vistas del valle de Ordesa me dan ganas de dejar mi hibernación para otro momento e irme a visitar el Parque Nacional.
Imagen: Jsanchezes

La historia de Ordesa y Monte Perdido

Dos años después de la aprobación de la revolucionaria Ley de Parques Naturales, en 1918, se creó el Parque Nacional de Ordesa, de unas 2.200 ha de extensión. Se trata del segundo parque de estas características en territorio español tras Covadonga (el actual Picos de Europa). En 1920 se inauguró oficialmente como Parque Nacional con la plantación de algunos árboles y la asistencia de personajes ilustres como el Marqués de Villaviciosa, que era un enamorado de Ordesa y el principal impulsor de Parque.
Para que veas que me documento bien, aquí tienes esta foto del archivo de la Diputación de Huesca el día de la inauguración del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Imagen: el heraldo
Para que veas que me documento bien, aquí tienes esta foto del archivo de la Diputación de Huesca el día de la inauguración del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
Imagen: el heraldo
Un año después, las obras para la instalación de una central hidroeléctrica pusieron en peligro la conservación del Parque Nacional (anda que tardaron mucho en saltase su propia legislación). El Marqués, enfadado por tal atrocidad (ojalá hubiese más humanos así), escribió lo siguiente al ministro de Fomento: “Un santo Cristo con un par de pistolas, hace mejor maridaje ciertamente que un Parque Nacional con un salto de agua aprovechado. La consagración de la virginidad de la naturaleza, de la hermosura y vida de las cascadas en un lugar determinado, es la condenación de las presas, canales, casas de máquinas, etc… que la destruyen. O lo uno o lo otro.” Estas palabras parecieron quitarle al ministro de la cabeza, al menos temporalmente, el llevar a cabo el proyecto.
El 1977 la UNESCO lo declaró Reserva de la Biosfera y 20 años después entró a formar parte del Patrimonio de la Humanidad; pero antes, en 1982, se aprobó la ampliación del Parque y se desechó definitivamente la idea de la central hidroeléctrica.
Estas son las vistas del Parque Nacional desde el Valle de la Pineta con Google Earth
Éstas son las vistas del Parque Nacional desde el Valle de la Pineta con Google Earth. Imagen: picosdeeuropa.net
Actualmente, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido abarca 15.608 ha situadas en Sobrarbe, en la provincia de Huesca. En él se incluyen el Macizo Central, dónde se encuentra Monte Perdido, y los valles de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta.

Un Parque Nacional para disfrutar en Otoño

Dentro de Ordesa y Monte Perdido se pueden encontrar distintos tipos de paisajes: desde turberas hasta carrascales con bojs, pasando por crestas ventosas sin apenas vegetación, pastos y bosques mixtos. Pero quizá lo que más llama la atención y más humanos conocen son los impresionantes hayedos, que en otoño crean un colorido espectáculo para cualquier habitante o visitante del Parque Nacional.

PUBLICIDAD
He dicho ya en varias ocasiones que los hayedos de Ordesa y Monte Perdido hay que verlos en otoño. Pero no nos vamos a engañar, es un paisaje digno de ver en cualquier época del año. Imagen: Lascorz
He dicho en varias ocasiones que los hayedos de Ordesa y Monte Perdido hay que verlos en otoño. Pero no nos vamos a engañar, es un paisaje digno de ver en cualquier época del año.
Imagen: Lascorz

Tan sólo de flora pueden encontrarse unas 1.300 especies, de las cuales unas 100 son endemismos (entre ellos, plantas en peligro de extinción como la Androsace pyrenaica).

Las especies de fauna no son tan numerosas como las vegetales, pero catalogadas existen: 6 anfibios (la rana pirenaica es uno de sus principales representantes) , 8 reptiles (la víbora hocicuda entre otros), 32 mamíferos (como la marmota o el rebeco) y 106 aves, de las cuales 65 son nidificantes (el águila real y el buitre leonado son algunos de ellos); los insectos aún están catalogándose, pero el número de especies es bastante grande. Entre la fauna también hay diversos endemismos como la lagartija serrana (sí, como el jamón).

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es también el último lugar en el que habitó el extinto, hace unos pocos años, bucardo.

¿Qué me dices? ¿Te animas a descubrir Ordesa y Monte Perdido?

PUBLICIDAD

Un comentario en “Conociendo el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Deja un comentario