Aquí está la personificación de la maldad repartiendo peste por dónde va. Imagen: MikeMurphy

Charlie el cangrejo americano, el invasor

He decidido que ya es hora de hablaros de mi archienemigo, el matón de los charcos, el destrozahogares, el hooligan americano Charlie the Mudbug.

PUBLICIDAD

Llegado de América para salvar los ecosistemas

Admirad a la personificación de la maldad en todo su esplendor. ¡Charlie the Mudbug, devuélvenos nuestro hogares y vuelve a tu casa! Imagen: MikeMurphy
Contemplad la personificación de la maldad en todo su esplendor. ¡Charlie the Mudbug, devuélvenos nuestros hogares y vuelve a tu casa!
Imagen: MikeMurphy

Charlie el cangrejo americano y sus secuaces son llamados también cangrejos rojos o cangrejos de las marismas, llamándolos los entendidos Procamarus clarkii (hasta su nombre científico es horrible). Estos desgraciados proceden del sureste de Estados Unidos; originariamente habitaban en toda la costa del Golfo de México hasta Florida y hacía el interior de los estados de Ohio e Illinois.

El maldito cangrejo americano y sus colegas se expandieron como la peste por todo el mundo, invadiendo ríos y charcas hasta en Kenia. A la Península Ibérica llegó en los 70, pero no por equivocación o descuido. Debido a la contaminación y alteración de nuestros hábitats los cangrejos de mi especie (Austropotamobius pallipes) estábamos desapareciendo increíblemente rápido, por lo que a alguien con muy pocas luces se le ocurrió la gran idea de que introducir a Charlie y compañía para mantener los ecosistemas. Pero no sólo eso, además tuvo un aliciente económico; la introducción de los cangrejos de río americanos en casi todo el mundo se debe a su cría para comercialización (el euro es el euro, señores humanos).

La mejor manera de encontrar al cangrejo americano. Imagen: Justin Watt
La mejor manera de encontrar al cangrejo americano.
Imagen: Justin Watt

Charlie el cangrejo americano destrozahogares

Estos cangrejos invasores que parecen guiris torraos al sol, se adaptan maravillosamente bien a casi todos los ambientes (al polo les enviaba yo a ver si se adaptaban…), de hecho hasta pueden tolerar aguas saladas (¡ningún cangrejo de río en su sano juicio se metería en esas aguas!). Y no solo eso: comen de todo, yo creo que si les apuras se comen hasta la piedras. De manera que todos los peces y anfibios que habitaban en las zonas que han colonizado han acabado por huir despavoridos ante la voracidad de Charlie el cangrejo americano y sus amiguetes.

Actualmente los cangrejos americanos están incluidos en el Catalogo Español de Especies Exóticas invasoras, lo que además implica que está prohibida su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio. Eso sí, contando con algunas estrategias de control y eliminación se le puede pescar, ¡os animo a que lo hagáis! Además en internet podéis encontrar recetas deliciosas para cocinarlos (muajajaja).

Miradle ahí, haciéndose el inocente, ¡pero no os confiéis! Imagen: Duloup
Miradle ahí, haciéndose el inocente, ¡pero no os confiéis!
Imagen: Duloup

Los daños que causa Charlie el cangrejo americano y sus amigos son algunos de los siguientes:

  • Tiene la mala costumbre de excavar a lo loco, por lo que altera los cursos de los ríos y destroza los cultivos de arroz.
  • Es transmisor de enfermedades. Trajo a los ríos europeos el hongo Aphanomyces ascaci (el cual él no sufre), varios virus que afectan a los cangrejos de río y además son portadores de gusanos parásitos que afectan a vertebrados. ¡Vamos que reparte peste para todos!
  • Compite con los cangrejos autóctonos por los recursos pudiendo llegar a devorar también sus larvas (maldito caníbal). Esto implica que tenemos que irnos de nuestras casas para poder vivir en paz y encontrar comida.
  • Es la gula personificada, pudiendo llegar a comer tanto huevos como crías de anfibios.

Todas las comunidades autónomas que sufren la plaga de cangrejos rojos americanos poseen planes de actuación para su erradicación, y también existe normativa a nivel nacional y europeo.

Algunas asociaciones como la catalana CEN, organizan actividades y salidas al campo para dar caza a Charlie the Mudbug y sus secuaces.

Esperemos que todos los esfuerzos den resultados y nos veamos libres de la invasión de Charlie pronto.

PUBLICIDAD

2 comentarios en “Charlie el cangrejo americano, el invasor

  1. Buenos días Manuelcangrejo.
    En un blog informativo como el tuyo, no entiendo porqué eliminas comentarios de la gente y más cuando son verídicos.
    De esta forma deinformas a tus lectores y sólo tienen la vision de la realidad que tú les ofreces.
    Criminalizas al cangrejo rojo le acusas de invasor cuando los dos sois especies NO AUTÓCTONAS UNO AMERICANO Y OTRO ITALIANO.
    Adjunto enlace a informe del CSIC dónde se demuestra que no hay cangrejo de rio autóctono español :
    http://www.csic.es/noticias-y-multimedia?p_p_id=contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet&p_p_lifecycle=0&p_p_state=maximized&p_p_mode=view&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_struts_action=%2Fcontentviewer%2Fview&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_nodeRef=workspace%3A%2F%2FSpacesStore%2Fd351fece-8ffe-41d2-8e92-e7fdecec55a1&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_contentType=news

    Por favor, Mauelcangrejo, no elimines el comentario. La gente debe saber que la cruzada que hay contra el cangrejo americano en favor del autóctono es una falacia ya que no hay cangrejo autoctono español.

    Un cordial saludo del defensor de Charlie.

    • Estimado defensor de Charlie.

      No he eliminado ningún comentario. Con mis pinzas es lento analizar y leer los comentarios. ¡He publicado y respondido tu otro comentario!

Deja un comentario