Cachorros de oso polar, ¿no son adorables? Imagen: Petrusbarbygere

Adiós a los polos y a sus animales

¡El hogar de Santa Claus está en peligro! El calentamiento global nos afecta a todos, incluyendo a este famoso gordito repartidor de regalos que vive en el Polo Norte. Como soy un cangrejo muy comprometido, esta semana me voy de viaje a los polos (¡qué frío!) para hablaros de lo que está ocurriendo allí.

PUBLICIDAD
A Santa Claus el deshielo de los polos podría afectarle más de lo que cree. Foto: Taringa.
A Santa Claus el deshielo de los polos podría afectarle más de lo que cree. Foto: Taringa.

¿Qué está pasando en los polos?

El ascenso de las temperaturas a nivel mundial nos afecta a todos (mi río cada vez es más irregular y tengo miedo de que llegue a secarse), pero los ecosistemas de los polos son más sensibles a este aumento.

La capa de hielo del Ártico cada año es menos espesa y en los deshielos en primavera cada vez se desprende y derrite mayor parte de la plataforma de hielo en ambos polos. Esto provoca el aumento del nivel de las aguas marinas, algo que ya se nota pero que en unos años lo hará aún más (dentro de poco todos con traje de buzo ¡y a mí no me gusta el agua salada!).

Especies ‘on the rocks’

Los animales que habitan en estas frías regiones se ven afectados por la pérdida de sus hogares y de su alimento. Aunque yo personalmente no comprendo cómo se puede vivir con tanto frío, son bastantes las especies que sufren las consecuencias del deshielo. A continuación os hablo de algunos de estos animales en peligro cuyo futuro está ligado al de los polos.

Oso Polar (Ursus maritimus)

Cachorros de oso polar, ¿no son adorables? Imagen: Petrusbarbygere
Cachorros de oso polar, ¿no son adorables?
Imagen: Petrusbarbygere

Una de las especies más emblemáticas del Ártico (blanco y peludo ¿qué más se puede pedir?), el oso polar es el carnívoro terrestre más grande del planeta. Los machos adultos pueden medir 2.6m y llegar a pesar 680 Kg y tienen un magnifico olfato que utilizan en verano para cazar focas en tierra. El resto del año (estos osos no hibernan) cazan abriendo agujeros en el hielo o bien esperan a que tanto focas como ballenas beluga lo rompan para salir a respirar. Son animales solitarios que solo se reunen para aparearse entre abril y mayo y suelen tener una o dos crías en cada camada.

Rorcual común (Balaenoptera physalus)

Existen dos subespecies de este cetáceo, una en las aguas del Atlántico, Pacífico Norte y Ártico y otra en aguas de la Antártida. Aunque es una especie características del polo, es común ver a estos animales en latitudes más cálidas pudiendo encontrarlos en cualquier océano (al menos un animal con sentido común que busca el calorcito lejos de los polos). Los rorcuales son carnívoros, miden unos 20 metros y pesan unas 45 toneladas. Viven unos 60 años en grupos de unos 100 individuos. Se aparean en los meses de invierno en aguas cálidas y suelen tener una única cría.

El rorcual común es una ballena que, a pesar de apreciar el frío de los polos, también se desplaza a zonas más cálidas.
El rorcual común es una ballena que, a pesar de apreciar el frío de los polos, también se desplaza a zonas más cálidas. Foto: La exuberancia de Hades.

Ballena azul intermedia (Balaenoptera musculus ssp. intermedia)

La ballena azul es el animal más grande del planeta, en este caso hablamos de una subespecie perteneciente a la Antártida de tamaño un poco menor. Al igual que el Rorcual común también se las puede encontrar en aguas más cálidas. Se alimentan de Krill, pequeños crustáceos (habrá que preguntarle si incluiría en su dieta cangrejos americanos) y miden en torno a 24 metros, pesando unas 100 toneladas (como para que se me caiga encima, tortilla de Manu XD). Estas ballenas que pueden vivir hasta 80 años se aparean durante el invierno y tienen una cría cada 2 o 3 años.

Pingüino de Sclater (Eudyptes sclateri)

El pingüino Sclater es la versión punk de estas aves. Imagen: Serge Ouachée
El pingüino Sclater es la versión punk de estas aves que habitan en el polo.
Imagen: Serge Ouachée

Se sabe que se reproduce en los archipiélagos subantárticos, pero no se conoce a ciencia cierta dónde pasa el resto del año (a este pingüino le gusta tener su intimidad, chico listo). Es un pingüino mediano, puede medir 70 cm y pesar unos 6 kg. Se alimentan de Krill y calamares. Anidan en grandes colonias pero una vez acabada la época de cría se vuelven solitarios (no me extraña que quieran pasar tiempo solos después de la locura de pollos por todos lados).

Albatros de cabeza gris (Thalassarche chrysostoma)

Esta ave vive en colonias repartidas por islas del área circumpolar del hemisferio sur. Mide unos 81 cm, posee una envergadura de alas de 2.2 m y puede llegar a pesar 4.4 kg. Este albatros se alimenta principalmente de calamares. Se emparejan de por vida y tienen una puesta de un huevo al año. Tienen un hábito curioso y es que si el pollo sobrevive, al año siguiente no habrá puesta (es agotador criar bebés sean de la especie que sean).

Causas comunes del peligro de esas especies

Compartiendo ecosistema, es normal que muchas de las causas de su peligro sean comunes, al margen de otras que pueden sufrir especies en concreto. Las principales causas de que las especies que habitan en los polos estén en peligro son:

  • La caza sin control.
  • La destrucción de sus hábitats por el hombre (no hacéis más que meter la pata).
  • El cambio climático. Provoca la desaparición del hielo y cambios importantes en los ecosistemas.
  • La sobreexplotación pesquera.
  • Las redes y la pesca de arrastre, hace que muchos animales mueran enganchados.
  • La desaparición de alimento, la cual está relacionada con todas las anteriores.

Otros animales de los polos

Cachorro de foca pía. Estos pequeños peluditos y achuchables también corren peligro. Imagen: Matthieu Godbout
Cachorro de foca pía, otro animal mítico del polo. Estos pequeños, peluditos y achuchables, también corren peligro.
Imagen: Matthieu Godbout

No debemos olvidar que el cambio climático afecta a muchas más especies de los polos aunque no estén en peligro. Algunas de ellas son animales tan conocidos cómo el Zorro ártico (Alopex lagopus), el Pingüino emperador (Aptenodytes forsteri), la foca pía (Pagophilus Groenlandicus) y el Reno (Rangifer tarandus). El hecho de que este último animal esté en peligro me hace preguntarme ¿cómo repartiría Santa Claus sus regalos sin renos? El pobre hombre se va a quedar sin casa y sin trabajo por el calentamiento global.

PUBLICIDAD

Un comentario en “Adiós a los polos y a sus animales

Deja un comentario